Ilusiones

Desde que recuerdo  me he preguntado todo, he mirado todo con ojos extraños, y no he dado por sentado nada. Esto puede ser un don, o una maldición.

Creo pasar por las dos partes continuamente.

Miraba a los míos, y sus relaciones, sus gestos y lo que no decían tanto como lo que decian.

Veía las contradicciones de mi pequeño mundo, rodeado de mayores extraños con comportamientos extraños.

Recuerdo mucho sus gestos, sus cuitas por no enseñar, no demostrar y que los demás no supiesen. Ya me resultaban extrañas, y el tiempo me demostró que normalmente siempre se sabe mas de los demas de lo que ellos  mismos creen.

Las historias siempre me gustaron, fui una niña solitaria que leía cuando nadie lo hacia, y que preguntaba, cuando no se debía.

Siempre buscaba  el momento, o eso creía, y a veces mis intentos conseguían respuestas. Asi fue como mi madre poco a poco nos fué contado su extraña historia, y entendí porque no eramos iguales que los demás, también entendí ya por entonces que había mas que descubrir.

Asi que eramos una extraña familia sin abuelos, sin visitas de tíos, y con frías relaciones.

Habían cosas que sucedían sin niños, o de las que se nos apartaban. Y así, en una inesperada visita, conocí a mi abuela, la que no existía, y de la que su gesto y cara aun guardo el recuerdo. No se porque fué tan impactante para mi, no nos hablo, y casi si la pudimos ver. desapareció tal como llego, y solo mi atrevimiento e insistencia  hizo que la volviésemos a ver. Mi hermano guarda de esa visita un recuerdo de lo que no sucedió, justo hace unos días hablamos de ella, y lo descubrimos juntos. Yo debía tener entonces menos de  diez años, y el es dos años menor que yo.

En mi cabeza, ella, mi abuela añorada, me reconocía, tal como yo guardaba su imagen en mi mente, y me abrazaba y decia todas esas cosas que las abuelas debian decir a sus nietos.

No sucedió, en esa visita, ella tampoco nos vio, y aun menos entonces nos  reconoció, asi que nos tomo por unos niños cualquiera y eso ya desmoronó mi ilusión al momento, por lo que ya  solo cruce con ella unas palabras.

Yo no tenia la edad, ella no sabia quien era.

Y seguí con mis búsquedas sin historia, o con medias historias sin confirmar.

Las preguntas se han repetido, y a veces las respuestas son iguales a veces no. La historia difícilmente se sujeta, pero no tengo con que cambiar esas sujeciones.

Me he cansado de preguntar, he vuelto, y lo he dejado. Sufro, me ilusiono, creo y borro.

Siento que se acaba el tiempo de preguntar, porque quienes pudieron saber son ya mayores, pocos quieren hablar, y ni siquiera se por donde comenzar.

Conseguí partidas de defunción, de nacimiento y nombres, pero solo son papeles. sin ojos, sin manos, sin voz.

Invento historias, y vuelan con el viento.

El abuelo, fué a la guerra con el bando republicano, y a la cárcel, y hasta esta dentro de una causa con numero. Su vida reducida a unos renglones. La abuela tenia un segundo nombre, de flor, Rosa, y sus padres no sabían escribir, llegaron desde Almeria, desde un pueblo que parece no existir ya.

Y yo llevo una semana soñando con la guerra, con el hambre, con las lagrimas calladas y viendo, leyendo a mi país pelear por musulmanes, muertos, culpables, gobierno, políticos , catalán.

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Caos

A veces,crees que el caos es un problema buscando solución.

 Tu, acostumbrada a luchar por todo y por todos, enarborlas la bandera de mecánico oficial….y se te pasa la vida solucionado problemas, uno tras otro sin parar, en una ​lucha sin cuartel de la que tienes la esperanza de salir como héroe admirado y querido..

  Un dia descubres que esos son los mismos problemas que ya solucionaste, que el caos no ha cambiado lo más mínimo y tu cabello ahora gris y tus cicatrices fueron en vano..

 Nadie te lo pidió.

 Nada ni nadie cambiará.

  Y la admiración y amor se gastaron entre las eternas luchas.

  Porque un héroe eterno se vuelve odioso y deja de ser humano, intentando una y otra vez vencer a los monstruos​.

Recuerdos

Volver a nuestra tierra, emocionalmente ha sido como hacer un repaso por lo que ya creía pasado.

 Todo ha vuelto a la mente como si el hecho de vivir en otra comunidad lo hubiera ocultado.

No fue así, ni entiendo porque lo es ahora. Pero así es mi emocionario, va por libre.

Quizás haya tenido que​ ver​, el recuperar las voces, el clima, los ritmos.

Han pasado por mi diario las personas, lo ocurrido, con una nueva perspectiva, y otras emociones.

Curioso, rememorar y que nada sea lo que fue. Más aún cuando no es un acto premeditado.

Recomenzar

El avanzar supone también ser capaz de observarte con imparcialidad. Y de un tiempo a esta parte, como por arte de magia mi propia revisión me hizo sentirme traidora. A mis creencia y lo que tanto predico, aunque solo para mí…

 Me descubro en mi propio repaso, y en un arranque de autosinceridad, de luz y un poquito de humildad soy capaz de confesar que esta pequeña mente mía siempre estuvo alerta, conspirando tras mi ego, autoengañando/me. Y sintiéndome muy profundamente feliz , a pesar de los intentos sinceros, de el dolor interior, de ser capaz de vislumbrar la compasión, el dolor.

 Hoy el ego me convirtió en traidora, querría anular está mente mía..Aún a sabiendas de que es un don, que me ayuda a vislumbrar todo lo que me rodea…

Insconciencias

Nos estamos perdiendo todo lo bueno de la vida, intentando ser  lo suficientemente fuertes y duros para ella.

Lamentamos el dolor y la tristeza, pero no sabemos como evitarlos.

Se que esos miedos no soy yo, se que esas ideas no son mías. Y lamento vuestro dolor y miedo, pero os los devuelvo, no los quiero ni necesito.

Soy yo, soy fuerte, y soy capaz .

Cumpleaños, arboles, raices, historias, cuentame.

raven-heart-wall-sculptureCumpleaños de mama.

Siempre, siempre, desde pequeña pregunté una y mil meces sobre todo lo que se me permitía referente a nuestra familia. Parecía un misterio, o quizá lo empezó a ser cuando empecé a preguntar, no se.

Mis amigos tenían abuelos, primos y tíos que reunían en fiestas, que cuidaban de ellos, y compartían la vida normal.

Nosotros teníamos tíos, con los que nos saludábamos correctamente, y una tía que hacia de corre-caminos trayendo y llevando historias de unos a otros en un intento de que pareciéramos familia. La misma que nos permitía ir a su casa y dormir en su cama, apretujados en verano, y por la que nos enfrentábamos cuando otro primo por casualidad estaba con ella.

Lo demás todo misterio.

Con los años mama fue contando pequeñas historias que para nosotros eran aventuras, de su vida en el orfanato/ casa cuna. Y así fuimos entendiendo los secretos. Lo malo, es que la memoria es la de cada uno y las historias solo se completan con todas las versiones. Eso en casi nada ha pasado, pero el tiempo ha ido uniendo el rompecabezas, claro que algunas piezas nunca estarán.

Hace tiempo que intento seguir encontrando esas piezas, bueno, desde pequeña, ahora solo de otra forma.

Una amiga que conoce mis intentos me comento como parece ser que la casualidad, reúne a personas afines a nuestros arboles, reflejo de esas otras fichas que no están, como las historias parecen repetirse, sobre todo si no se “sanan”, y como ciertos datos te cuentan la forma de esas fichas que faltan..

Como siempre , sigo abierta a lo que llega, visto mi historia en la que las cosas van y vienen cuando quieren.

Así que con esta nueva “herramienta” encuentro quizás mas fichas de las que puedo colocar, y que naturalmente no entiendo.

Aun así, a veces, de repente la neurona que habita en mi cerebro se conecta, y vualá se hace una pequeña luz, que me lleva a otra historia, pero bueno…ahí sigo..

Cumpleaños de mama, cumpleaños de “otra”persona, que se enamoro perdidamente de el doble de mi madre.

Y mas tarde, se caso con el doble de mi hermana… No me lleva a ningún lado, pero se un poco mas, de nada.