El bosque

Normalmente es el bosque el que  impide ver los arboles, para todos, perdidos en la búsqueda de nuestra identidad, cada momento.

Eso nos da la  facilidad de ver a los demás mientras no puedes  entenderte a ti misma..             Uno de mis mayores deseos, en estas circunstancias, es el intentar ser capaz de ver desde fuera mi habitual resolución.

Dificilmente lo consigo, por que me es imposible separar sentimientos  de acontecimientos.

Eso si, cuando surge ese instante, es ese clic, se visualiza ese trocito, pieza del puzzle,  aunque solo  sea es, una pieza.

Y se te queda cara tonta, porque sientes que esa pequeña luz te esta mostrando una realidad, la quieres o no, otra parte, y  es que esa pieza sirve para entender el contexto, el porque ,o para que. Asi  que, la ilusión, otorga otra sensación, de perdida, de decepción, por todo lo que queda por ver, por lo que aun te queda por saber y por montar.

Estas son partes de piezas…Llegue a mi nueva residencia, en marzo, y poco después llego documentos que me contarón que mi familia, la que jamas habíamos conocido eran habitantes de estas tierras. Jamas, nadie, lo sabia, y llegamos aquí por, “casualidad”.               En marzo llegamos, justo el mes de mi procreación, por lo cual, al final de este año, como siempre cumpliré años, y nueve meses en esta tierra…

12604_la_sombra_no_existe

 

 

 

 

Llegamos

El viaje fué largo y los nervios me acompañaron todo el, a ratos mezclados con sentimientos de tristeza por abandonar mi pequeña seguridad de estos últimos años ,la gente que conozco los que puedes llamar amigos.

El día anterior fue tan intenso, con descubrimientos tan profundos y desconcertantes que toda la perspectiva de mi vida cambió, así como la idea del viaje,bque ahora parecía inconveniente.

 Lloré por descubrir tan tarde, por el sentimiento de conseguir algo añorado que se escapa entre tus dedos y consideré una locura este destino que te muestra ante ti tus anhelos para decirte ahora te vas.

Aun cuestiono el porque, aunque acepto que tendría que ser así.

Me provoca tristeza y también me obliga a intentar mas,descubrir y descubrirme hasta cuanto soy capaz.

Los mios notaron mis cuitas. Ellos que basan en mi su seguridad, y sus miradas los delataban y sus enfados infantiles.

Se me ha quedado grabado el momento de ver esta costa, bordeada de luces que parecían infinitas, y me resultaron abrumadoras. Me pareció que perdía mi pequeño centro de seguridad, lo que conocía tan bien, a cambio de brillantes luces abrumadoras que esconden la realidad.

Tres días aun son pocos, y sigo buscando, contactos, seguridad, tiro amarres, regalo esperanza ,imagino. Se verá.