Morir, para vivir.

El cansancio me persigue y aunque en realidad desearía hundir  mi cabeza en su regazo dejandomé llevar a cualquier lugar, me resisto. Intento continuar el ritmo “normal” y así me va.

Ayer tras” volar” como lo llama mi pareja, volví agotada de tanto sentimiento acumulado, descubriendo aquellos que no conocia, yo que creía haberme  rebozado por los mas bajos lodos, descubro mi suerte tras viajar de vida en vida.

Descubro y me descubro identificando a los míos, y  todo aquello que yo imaginaba de otra forma. Soy tan racional, tengo tanto que aprender..

Y sin embargo ayer “volé” muy, muy alto, me vi en otro, me represento tal cual yo me vislumbraba, esa era mi cara de boba, y sin embargo nadie  llega donde yo, y eso no me hace sentir vanidosa, sino especial, y la altura me dio energía, fuerza, potencia, y esa ayuda esencial para sentirme la mas fuerte del mundo, de este y del que sea.

En la noche cuando lo racional ya no existe mi amor propio  era mayor, un sentimiento cálido de amor propio de energía descubierta y de amor,calido y envolvente amor, a mi, a mi luchas, a mis perdidas, y mis inseguridades.

El inconsciente me repetía mil veces, yo, soy yo, que he luchado mil batallas, que he sobrevivido a mil enemigos, y vuelo, y se lo que es morir.lotus

Naturalezas

Cuando ves otra perspectiva de lo que sucede en tu día a día, cuando ves los limites que se imponen los demás, por sus miedos, creencias o mascaras, acabas siendo el pez fuera del agua. Y recibes respuestas como que no entienden tu aptitud, no te comprenden o eres extraña.
Todo eso no tiene la menor importancia, sino fuera por el desanimo que empieza a rodearte em un “mundo” tan miope.
Y me hace replantearme que no veo, para equilibrar esta visión.
Supongo que quiero adelantar circunstancias, y olvido mi propia miopia.
Vuelvo a los espejos, y calmo mi energía, pero dudo si quiero saber o simplemente ser feliz y un poco cegata..
Y el escorpión picó a la rana que lo transportaba, y mientras se ahogaban ella le pregunto, porque?
Y respondió, “esta en mi naturaleza picar”

cantos de sirena

Sentirse fuera, desvinculada es duro. Extraña entre los tuyos, viajera em tu pais, etérea en las ideas.
Supongo que aunque todo esto no se elige, debe ser parte de un plan. De una respuesta, de la cual aun no se la pregunta.

Mi percepción va cambiando y sin embargo cada vez veo mas camino y más que comprender.

La compasión, hacia mi y los míos. !Cuanta dureza! Cuanta ceguera domina nuestros días y que poco se esperar.
Mi mayor consuelo, mi proyecto futuro, mi esperanza y alegría.
Su independencia, seguridad, y ver como son capaces de ver, me llena de alegría. De esperanza en el futuro y de satisfacción por el trabajo y el camino.

Tengo que arreglar la conexión entre mi cuerpo y mi mente.
Pero lo voy dejando.
Porque mi cuerpo recuerda las caricias ausentes.
Porque mi mente ve los agujeros insondables.
Tengo que arreglar la conexión entre mi cuerpo y mi mente.

Luche como una valiente contra la muerte. Sonreí cuando su mano se agarraba a mi tobillo.
Enfrente el silencio y el vacío frio del sin amor.
Los miedos escondidos bajo disfraces adultos.
Las miradas silenciosas, los gritos nocturnos.
Todo ello solo por la esperanza del gran tesoro. La recompensa ilusoria que jamas llegó.
Tras la dura batalla brillan las marcas, que recuerdan cada intento de pedir misericordia tras el escudo.
Las lágrimas tras cada lanzada esperando que mi protegida se apiadase de mi. Que viese mi valor y recompensase mi dura lucha.
Aun así, lo volvería ha hacer. Buscaría el tesoro luchando contra el gran dragón.

Ahora la contemplo en su soledad, aquella por la que defendí lo indefendible, veo su pequeño cuerpo, enjuto. El miedo tras su mirada, y el frio.
Yo que lo di todo por ella, hoy la acompaño con mi compasión.
La escucho cantar hazañas, exagerar afrentas y juzgar a todos a su alrededor.
Todo se mide por la longitud de su mano, todo se ordena bajo su mirar.

Ella que nunca supo cuanto valia su vida y cuan duro luche por cuidar.

Lavando

Las circunstancias o el destino, vaya usted a saber, nos va llevando por diferentes pruebas a lo largo de nuestras vidas. Prueba que están ahí para que aprendamos de ellas eso que necesitamos. Aunque nos empeñemos en no ver sino que nos golpean, una y otra vez.

. Es esta una visión cristiana de la vida, el sufrimiento, que hace que no nos demos cuenta de que los retos nos hacen superarnos, ser mejores y poner toda nuestra valia en el momento.

Cosa que quizás de otra forma no sabríamos ver, valorar o creeríamos que seriamos capaces de hacer.

Nuestra educación,ambiente y familia nos devuelve una perspectiva de nosotros mismos que quizás no concuerde con lo que somos. Bien por el dejar que cada palo aguante su vela o por tener la suerte ( o no) de que otros sean nuestras victimas para de esa forma no ver nunca la parte de responsabilidad de nuestra propia vida.

Vida que vivimos adaptando a las normas sociales a pesar de que nos hagan infelices. Siempre es mas fácil ver la paja en ojo ajeno, que aceptar que somos responsables de lo que recibimos en cuanto a lo que damos. Justificar los ataques de los demás, sin ver nuestro acoso. Y juzgar al vecino sin mirar antes mi colada.