Colores

Él era polaco, y su apellido en español es un color, escarlata. Nos miraba sin entender bien de que hablábamos.
Explotación laboral, expectativas y posibilidades.
Su mirada perdida me volvió a la realidad, la de aquellos que se separan de los suyos, familia,cultura y lengua, para encontrar una posibilidad, casi cualquiera, porque no la tienen en su país.
Y nosotros imaginando.

Creciendo

Exactamente un mes me ha costado el poder llegar a casa y no estar pensando en el trabajo, entender todo eso que me inquietaba y justamente era lo me hacia hasta soñar una y otra noche con los problemas extraños de este nuevo trabajo. El despejar esas situaciones ha sido sorprendente para mi, claro está porque no conocía ni entendía las idas y venidas de los personajes. Nada excepcional somos muy parecidos todos, pero en esa función he estado actuando como espectador que siquiera ha leído de que va la obra.
Me alegro de volver a dormir bien, bueno, como siempre. Y aun más de que todo se haya despejado, eso me permite disfrutar de esta nueva faceta en la que no creía poder verme nunca y en la que disfruto y me hace sentir mas realizada.
He descubierto lo difícil que es manejar los miedos irracionales,si bien todos los son. Mi forma de reaccionar resistiendo que me ha echo sentir mas ese miedo. Espero recordar para cuando vuelva a suceder. Porque solo en el momento en el que he dejado de resistir he podido ver sin sufrir ni creerme esa idiota historia que imaginaba y que no era ni parte de la realidad.
Resistencia y miedo son mis enemigos agazapados tras cada vuelta. Podré un anuncio a ver si los cambio por alguno como creer en ti mismo o dejarte fluir, esos deben de ser bonitos
Diré que aprendo, lentamente.

Version.

A veces pensamos que cambiando las cosas cambiaremos, que todo depende del exterior y con el mejorara el todo.

Y así pasamos batallas, cambiando casa, ropa, trabajo, coche..que se yo.

Y aquí continuo yo, en otra versión de mi misma, ni mejor ni peor, con otras luchas. No espero el cambio exterior, promuevo el interior. Ese que me decía busca lo que quieres…

Así que con mis pequeños cambios de lo que quiero consigo acostarme desde hace muchas noches dando gracias, gracias por mi pequeña familia cercana, y mi otra familia mas lejana.

Por esta nueva casa que me hace sentir mas cómoda y en un entorno que me alegra.

Y este nuevo trabajo, en el que trato cada día a muchas personas, pero seguramente llego a muchas menos que antes. Aun así, disfruto esta nueva versión.

Echo de menos mis abuelos, con aquellas cosas que me hacían reír por su sencillez, tan básica, cuando todos estamos siempre perdidos en mil complicaciones.

Sus enfermedades que los convierten en seres frágiles, alterables con solo un tono de voz, y su sabiduría fruto de sus duras experiencias.

En el nuevo trabajo me toca mas mascaras, aunque sigo enfrentando con una sonrisa..Cada cual con su carga.

Y a veces me encuentro quien me corresponde, o quien aparece para alegrarme el momento, todo es cuestión de saber ver.

Los cambios también cambian a mis chic@s así que andamos descubriendo/nos..

Cosecha

Desde mi punto de vista, si hay algo que nos define a los seres humanos esto es la lucha constante por nuestra pequeña parcela de poder.  Ya sea en el ámbito que sea, laboral, familiar, o a mayor escala, como un puesto de reconocimiento en la sociedad, en política, en fin, que se note quién somos y a ser posible lo bien que lo estamos/ podemos hacerlo.
  Me sonrio al escribirlo, porque me siento alejada de ello, aunque esta claro, quizás otros me vean de otra forma.
Siempre he tenido claras poquitas cosas, pero creo firmemente en ellas.
  Soy más de grupos y ayudar, que de destacar. Disfruto más compartiendo, que teniendo.  Soy más hormiguita que reina. Y creo firmemente que la unión haría la fuerza, si fuésemos capaces de ver más allá de nuestros ombligos.
  A que viene todo esto, bueno a lo que veo a mi alrededor, lo que preveo sucederá y a como creo que funcionamos.. Enigmática que es una.

image

Se acabó lo bueno…

Posiblemente esté en los últimos días de mi obligado descanso, rejuntando la ganas que pueda tener de volver a trabajar..

Esa labor que dice dignifica a la persona, aunque su falta, o mejor el no tener que acudir a el, no me ha hecho sentir menos digna..

Ahora si, la economía familiar es otra cosa, que también sigo viviendo ese ajuste de cuentas mensual, que no dudo será menos duro que el de aquellos que buscan sin cesar ese trabajo..

Bueno, que lo que es tener ganas de volver no tengo, ni pizca. Y eso que a veces el estar en casa se hace aburridísimo, sin otro aliciente que el animarse a hacer alguna “cosilla” mas..

Me planteo, cosa del aburrimiento si mi trabajo fuese otro, y si en ese caso si encontraría el deseo de recuperarme rápido para disfrutarlo.. en fin.

vuelta-al-trabajo