Si mañana muero

Me recuerda mi propio título a los tiempos negros en mi pais, cuando los unos se despedían de sus familiales sabiendo que posiblemente en horas, días perderían su vida.

Mi forma es otra, pero parecidos sentimientos. Hay mil cosas que no quiero dejar sin decir, sin sacar, sin hacer llegar.

Hoy, no estoy a las puertas de la muerte, o si…quien sabe, pero siento que hoy es el día de decir.

Es un poco egoísta sacar lo que quieres, desde dentro, sólo para mi, hacia fuera, creyéndose con derecho de mandar mensajes o consejos a los que quizás ni los quieran ni lo necesiten.

Pero es mi escrito, y mis deseos.

Y entre muchas, una idea de las que más me persigue, es que la que jamás los míos sufran por mi desaparición, sufrir, por el modo de no enterder, como yo entiendo, que nada de este mundo en el que nos creemos “vivos” desaparece.

Es una creencia firme, y que me da mucha paz y así quisieran que todos entendiesen. Nada desaparece, el amor te acompaña para siempre y aunque lo físico no es tangible, si la energía.

No puedo cambiar a nadie, pero invito a abrir la mente a la idea de que existen cosas que no vemos, aunque si sentimos y son tan reales como las piedras que pisamos.

Deseo imaginar a mis hijos, mis regalos, los que nunca han dejado de enseñarme a VIVIR, que con sus miradas me hicieron niña y más feliz de lo que jamás soñé.

Los deseo fuertes y valientes como ya lo son, seguros de su camino y de que cada caida, sólo servirá para aprender más. Nada hiere, nada busca daño si no que empuja a aprender y sacar lo que ya dentro cada uno llevamos muchas veces silenciados por los miedos o inseguridades.

Para mi compañero de vida y energía constante quiero agradecerle cada segundo que me ha regalado, cuanto me ha enseñado y me ha hecho sentir. Cuanto me ha empujado a buscar en mi, y me ha hecho la persona que soy.

Ojala sea siempre tal como es, precioso por dentro y por fuera.

A todo los que me regalaron su compartir de mi camino, agradecer cada enseñanza, todo me ha servido, aun cuando yo me enfrentaba a no querer.

Ell@s me han echo lo que soy hoy, más brillante y fuerte de lo que yo misma he reconocido .

De lo que quisiera regalar, sería las risas compartidas, con todos los que a su vez me regalaron, y que me acompañan constantemente.

La energía y el amor regalado, las luchas compartidas ,las lágrimas y los abrazos… Son las que se pueden contar en nuestro currículum, lo que realmente hace valor.

Muchas veces he leído sobre los sentimientos y reflexiones de personas cercanas a la muerte, todas lamentan no haber disfrutado más la vida, compartir momentos, dedicarse al amor y divertirse….VIVIR..

Yo he vivido, he llorado, sufrido , reído amado y aprendido. Me siento feliz de todo ello, cada circunstancia, cada instante que formó parte de mi.

Agradezco todo, porque ese todo me lleva hasta aquí, ahora, siempre. Y Aunque no puedo imaginar que me depara, ni hasta donde, creo firmemente que todo está en su lugar dentro de mi.

Que si puedo elegir un epitafio me gustaría elegir:

!gracias vida¡

Morir, para vivir.

El cansancio me persigue y aunque en realidad desearía hundir  mi cabeza en su regazo dejandomé llevar a cualquier lugar, me resisto. Intento continuar el ritmo “normal” y así me va.

Ayer tras” volar” como lo llama mi pareja, volví agotada de tanto sentimiento acumulado, descubriendo aquellos que no conocia, yo que creía haberme  rebozado por los mas bajos lodos, descubro mi suerte tras viajar de vida en vida.

Descubro y me descubro identificando a los míos, y  todo aquello que yo imaginaba de otra forma. Soy tan racional, tengo tanto que aprender..

Y sin embargo ayer “volé” muy, muy alto, me vi en otro, me represento tal cual yo me vislumbraba, esa era mi cara de boba, y sin embargo nadie  llega donde yo, y eso no me hace sentir vanidosa, sino especial, y la altura me dio energía, fuerza, potencia, y esa ayuda esencial para sentirme la mas fuerte del mundo, de este y del que sea.

En la noche cuando lo racional ya no existe mi amor propio  era mayor, un sentimiento cálido de amor propio de energía descubierta y de amor,calido y envolvente amor, a mi, a mi luchas, a mis perdidas, y mis inseguridades.

El inconsciente me repetía mil veces, yo, soy yo, que he luchado mil batallas, que he sobrevivido a mil enemigos, y vuelo, y se lo que es morir.lotus

Volar

Hay momentos en los que los fantasmas del pasado se hacen más presentes que nunca, aunque no creas en esas cosas o quieras racionalizarlo. Y en la noche cuando el inconsciente es lo único que trabaja se materializan en forma de sueños, imágenes sin sentido o frases que quizás significarán algo en un contexto.

Por la mañana cuando nuestro cerebro racional despierta, interpreta esas locas ” ideas” de acuerdo a eso q llamamos vida , que a la vez no es más que un cúmulo de ideas trasmitidas dentro de nuestro entorno, bien por experiencias adquiridas, bien por miedos o de nuevo por inconscientes familiares de lealtad a la familia o a creencias grupales.

Visto esto, me quedo con mi noche de fantasmas, sin ideas, sin juzgar, y aceptando la locura de estos sueños..Que esta noche me contaron secretos que no soy capaz conscientemente de entender, ni espero.

También me dejaron una frase, qué tampoco comprendo, pero que me quedo.

Vuela mariposa, vuela…

Imaginaré mis alas, llenas de colores, y arranco el vuelo, por este día frío . Volar le colocará sonrisas, y algún que otro color al entorno…! A imaginación no me gana nadie!!

Felicidad en gotas

No puedo dormir, cosa de tratamiento con valium y dejar de tomarlo imagino. Y mientras escucho la ( terrible) respiración de mi acompañante de cama ha venido a mi mente una bonita idea, que me acompañe hasta el dulce sueño.
  Recordar todos esos instantes  especiales, que se guardan como un tesoro en mi mente por la sensación que me provocaron .
  Remontarme a más antiguo es difícil.

Había una especie de historia que yo creía haber inventado de pequeña, en ella, yo veía a mi madre y ella me miraba, me hablaba, pero yo solo veía su cara y quería estar a su lado. Así que no se como, me acercaba, impulsaba, no se. Y una felicidad increíble me llenaba. Esto hasta que sin saber porque ella desaparecía y no tenia mas recuerdo de esta historia.
   Tendría como 16 años cuando en plan un poco bobo le conté este medio cuento , medio sueño a mi madre.  Ella se extraño y se quedó muy pensativa.
  Eso me hizo preguntar más. Y me explicó, ella creía que no podía ser, pero tal como yo le conté esta anécdota fue lo que acudió a su memoria.
    Yo aún no caminaba, y estaba a cuidado de unas vecinas mientras mi madre junto con otras hacia su turno del uso de las pilas de lavar que existían en la casa de vecinos.
   Al parecer, yo la escuché hablar, y estaba en un taca taca de la época. Y ni corta ni perezosa corrí hasta ella.
  Resultado, golpe y supongo rebote, por la diferencia de tres peldaños de los de antes…cemento y piedra, que separaba el patio lavadero de otro espacio, pasillo supongo, u otro patio más exterior.
   Este es mi primer recuerdo, creo que verdadero, de un instante de felicidad.
  La voz de mi madre, y su cara, y mi necesidad de estar junto a ella.

Da que pensar.
Buenas noches.

Mi mente me engaña

Me despierto con una única primerísima idea, clara y firme, mi mente me engaña.

MI mente me engaña, mi mente me engaña, ahora , como demostrarlo, como explicar esa intuición, el subconsciente maneja mi vida como un juego de rol.

Me hace bailar entre dos mundos sin que este firme en ninguno. Paso mi día a día, evaluando cual proceso químico preguntas y respuestas, mirando dentro, observando fuera, y flotando, como en un sueño con el ruido alrededor.

Y en mis sueños, voy y encuentro respuestas, comportamientos que no veo en la firme realidad, echos que no han ocurrido, ni ocurrirán, y creo firmemente es eso que no ocurrió, y en su porque y su historia, engalanando la una a la otra, lo que no es, con lo que no será, lo que no veo, con lo que soñé.

Y creo firmemente que mi mente me engaña, que este desatino me lleva paseado entre dos mundos que no son realidad, de los que ni siquiera estoy segura de tener pertenencia.

Y tras mi mente me engaña, llegan mas, arriba o abajo, aprender, o des-aprender, es así, o lo invento, floto en mis sueños, o esto es la puñetera realidad..