Caos

A veces,crees que el caos es un problema buscando solución.

 Tu, acostumbrada a luchar por todo y por todos, enarborlas la bandera de mecánico oficial….y se te pasa la vida solucionado problemas, uno tras otro sin parar, en una ​lucha sin cuartel de la que tienes la esperanza de salir como héroe admirado y querido..

  Un dia descubres que esos son los mismos problemas que ya solucionaste, que el caos no ha cambiado lo más mínimo y tu cabello ahora gris y tus cicatrices fueron en vano..

 Nadie te lo pidió.

 Nada ni nadie cambiará.

  Y la admiración y amor se gastaron entre las eternas luchas.

  Porque un héroe eterno se vuelve odioso y deja de ser humano, intentando una y otra vez vencer a los monstruos​.

Salvadonos

superman-lois625

Una amiga me dijo hace tiempo que el mundo se componía de victimas y verdugos. Y yo daba el perfil de victima. Entonces me ofendió, no era lo que quería ser, ni hacer con mi vida.

Para mi el mundo esta compuesto por muchas mas imágenes que las victimas y los verdugos, una de la que últimamente me veo rodeada son los salvadores..

Esas personas que creen y predican que tienen la verdad, la respuesta y el como de cada cosa, especialmente de la vida de los demás. Porque creen que son las únicas que piensan con la suficiente claridad, que son capaces de ver la totalidad de cada problema, eso si, de todos los demás.

Poseen un extraño ímpetu o energía que derrochan predicando sobre los  males  y las soluciones según su propia visión de como arreglarlos. Derrochan  sus palabras e ideas intentando encauzar las vidas de todos, por el bien de ellos mismos, y en un arrebato de bienquerer, que claro esta, se ve frustrado una y otra vez, por es@s que lejos de escucharlos, se empeñan en volver a equivocarse una y otra vez, decidiendo cada quien en su propia vida.

Estas personas observan la vida sintiéndose atacados, cada día, por cada decisión equivocada que observan en los demás. Independientemente de si esa decision le afecta directamente o no.

Sintiéndose desvalorizados por sus esfuerzos continuos preocupándose por los demás. Preocupación que nadie les pide, pero como buenos salvadores no pueden evitar. Ya que según su propias visiones podrían solucionar todo, si todos siguiéramos sus pautas y consejos.

Es dificil escapar de alguien así, mas difícil aun demostrarles que cada quien ha de hacerse responsable de sus propios errores y esos errores no hacen ser quien somos y marcan nuestras vidas, para ello.

Poseedores de la verdad, no entiende que hay mas verdades que las suyas, que cada quien aprende de distinta forma, y quien no aprende nunca, y que aun así, tiene derecho a seguir equivocándose.

Normalmente este tipo de persona, que solo ve hacia fuera, y solo arregla la vida de los demás, no entiende, ni piensa en  lo difícil que hace la vida a quienes los rodea, emitiendo sus juicios continuos de como han de ser los demas, de que es lo que tienen que hacer y como .

Por lo cual su propia vida es un sube y baja de emociones, dependiendo siempre de los demás y sus acciones, y sin ver que su vida, regida bajo su propios juicios, aleja a todos  de ellos.

Porque sus equivocaciones, como suyas, son perdonadas o minimizadas, ya que ella es la que piensa y reflexiona, y es capaz de arrepentirse y pedir perdón, y sus ideas y reflexiones son mas justos y cargados de verdad que los de los otros que no saben, ni ven como ellos.

Asi al final, el verdugo, sin saberlo se convierte en victima. Victima de si misma, de sus ideas, de su rigidez y se lo que provoca alrededor  suyo, un lugar desierto en que pocos aguantan el día a dia.

 

 

 

Colores

Él era polaco, y su apellido en español es un color, escarlata. Nos miraba sin entender bien de que hablábamos.
Explotación laboral, expectativas y posibilidades.
Su mirada perdida me volvió a la realidad, la de aquellos que se separan de los suyos, familia,cultura y lengua, para encontrar una posibilidad, casi cualquiera, porque no la tienen en su país.
Y nosotros imaginando.

Version.

A veces pensamos que cambiando las cosas cambiaremos, que todo depende del exterior y con el mejorara el todo.

Y así pasamos batallas, cambiando casa, ropa, trabajo, coche..que se yo.

Y aquí continuo yo, en otra versión de mi misma, ni mejor ni peor, con otras luchas. No espero el cambio exterior, promuevo el interior. Ese que me decía busca lo que quieres…

Así que con mis pequeños cambios de lo que quiero consigo acostarme desde hace muchas noches dando gracias, gracias por mi pequeña familia cercana, y mi otra familia mas lejana.

Por esta nueva casa que me hace sentir mas cómoda y en un entorno que me alegra.

Y este nuevo trabajo, en el que trato cada día a muchas personas, pero seguramente llego a muchas menos que antes. Aun así, disfruto esta nueva versión.

Echo de menos mis abuelos, con aquellas cosas que me hacían reír por su sencillez, tan básica, cuando todos estamos siempre perdidos en mil complicaciones.

Sus enfermedades que los convierten en seres frágiles, alterables con solo un tono de voz, y su sabiduría fruto de sus duras experiencias.

En el nuevo trabajo me toca mas mascaras, aunque sigo enfrentando con una sonrisa..Cada cual con su carga.

Y a veces me encuentro quien me corresponde, o quien aparece para alegrarme el momento, todo es cuestión de saber ver.

Los cambios también cambian a mis chic@s así que andamos descubriendo/nos..

Despertando

Miraba fijamente sus ojos buscando respuestas en el fondo de ellos, algo asi como un milagro de inspiración divina que trajese la respuesta a sus miles de preguntas.
No entendía nada de cuanto le sucedía, ni a su familia, ni a los que le rodeaban. Últimamente sus ojos irritados por sus continuos llantos no hacían sino buscar en el vacío sin respuestas.
Se sentía fuera de todo lo que le rodeaba, su historia, su familia.
A sus quince años, poco mas podía hacer, intentar ser oída, intentar ser , aunque todo eso implicaba continuar la guerra. Imaginaba si un día recordaría todo con otra perspectiva, como un mal sueño. Sonaba muy peliculero.

Cuarenta años mantienen la misma mirada, el mismo buscar y las mismas mil dudas. Despierta cada mañana buscando su imagen en el espejo. El tiempo ha sido amable con ella y le ha regalado una miopia que le impide ver sino una borrosa figura a la que intenta reconocer. Estira su cuerpo para almenos reconocer esas cotidianas molestias, y aunque sigue preguntándose por cual es su sino, se siente feliz por estar un día mas, por tener lo que tiene y enfrentar sus luchas, por sus miedos, y porque sabe que será capaz de vencerlos todos. Desde la mirada de esos ojos rojos y las miles de lagrimas derramadas, desde la profundidad de la que escapa cada día y desde el amor que intenta vislumbrar como su imagen borrosa en el espejo de cada despertar.

cantos de sirena

Sentirse fuera, desvinculada es duro. Extraña entre los tuyos, viajera em tu pais, etérea en las ideas.
Supongo que aunque todo esto no se elige, debe ser parte de un plan. De una respuesta, de la cual aun no se la pregunta.

Mi percepción va cambiando y sin embargo cada vez veo mas camino y más que comprender.

La compasión, hacia mi y los míos. !Cuanta dureza! Cuanta ceguera domina nuestros días y que poco se esperar.
Mi mayor consuelo, mi proyecto futuro, mi esperanza y alegría.
Su independencia, seguridad, y ver como son capaces de ver, me llena de alegría. De esperanza en el futuro y de satisfacción por el trabajo y el camino.

Tengo que arreglar la conexión entre mi cuerpo y mi mente.
Pero lo voy dejando.
Porque mi cuerpo recuerda las caricias ausentes.
Porque mi mente ve los agujeros insondables.
Tengo que arreglar la conexión entre mi cuerpo y mi mente.

Luche como una valiente contra la muerte. Sonreí cuando su mano se agarraba a mi tobillo.
Enfrente el silencio y el vacío frio del sin amor.
Los miedos escondidos bajo disfraces adultos.
Las miradas silenciosas, los gritos nocturnos.
Todo ello solo por la esperanza del gran tesoro. La recompensa ilusoria que jamas llegó.
Tras la dura batalla brillan las marcas, que recuerdan cada intento de pedir misericordia tras el escudo.
Las lágrimas tras cada lanzada esperando que mi protegida se apiadase de mi. Que viese mi valor y recompensase mi dura lucha.
Aun así, lo volvería ha hacer. Buscaría el tesoro luchando contra el gran dragón.

Ahora la contemplo en su soledad, aquella por la que defendí lo indefendible, veo su pequeño cuerpo, enjuto. El miedo tras su mirada, y el frio.
Yo que lo di todo por ella, hoy la acompaño con mi compasión.
La escucho cantar hazañas, exagerar afrentas y juzgar a todos a su alrededor.
Todo se mide por la longitud de su mano, todo se ordena bajo su mirar.

Ella que nunca supo cuanto valia su vida y cuan duro luche por cuidar.