Gracias

Ningun@ somos lo que mostramos. Y muchos, jamás demostrarán todas esas facetas que nos forman. Jamás necesitaran o querrán conocer esas caras.

Luchamos contra los demás y nosotros mismos para mostrar sólo esas facetas que creemos nos muestran mejor…o que no podemos ocultar al cien por cien.

Incluso muchos sufrimos cuando sin querer nos descubrimos o mostramos esas otras caras.

Quizás mi vida no ha sido precisamente una vida muy dura, aunque siempre la ha sentido así. Con los años he aceptado y aprendido que esas circunstancias terribles siempre fueron a pesar del dolor, grandes oportunidades.

También es cierto que el dolor de la circunstancia hizo que mi conciencia no viese el total. Aunque siempre he sido tal como el momento me hacía sentir, sin querer mostrar otra opción que la real.

Conocerse en lo peor y aceptar esa parte, sin dolor o queriendo ocultar que no forma parte de nosotros tal como nuestro ego nos pide, nos hace desgraciados.

Soy una persona de continuas crisis, oportunidad en chino. En las que me he perdido, y de las que siempre salgo aprendiendo, muy a mi pesar y mi negatividad .

Crisis que me han ido cambiado, descubriendo , y formando a la persona que soy.

Y aceptar que soy mucho más de lo muestro y está dentro de mí y no es negativo ni malo me hace sentir más fuerte..

Tengo la sensación de haber vivido mil vidas… Y todas soy yo. Una mujer, una persona con todas las facetas posibles, todas aceptables.

No soy quien para juzgar a los demás, pero si veo su sufrimiento, su lucha, por querer mostrar solo esa imagen, que quizá no son. O a contrario, por no mostrar eso que no creen tan bonito de mostrar.

Algunos son parte de mi vida, mi familia y amigos, otros son otras vidas que rodean la mía.

Quizás solo estoy más loca que los demás…quizás.

Anuncios

otros resultados

En mis nuevas practicas en busca de otros resultados, observo con sorpresa que a veces otras cosas, funcionan. Y no se bien que me sorprende y/o alegra mas, si los resultados o el que yo misma sea capaz de esperar buscar otras formas, o callar y no disparar como siempre.

Aun así, los momentos fluyen como pétalos al viento, y lo que por la mañana me parecía un desastre, por la tarde no existe, enseñándome la lección de que nada es para siempre y somos elementos cambiantes..

Las reflexiones de lo que sucede y el asumir la totalidad es otra cosa. Es muy difícil entender algo que no sabes ni como funciona, si bien me alegro de que funcione.