Sin miedo

La vida es aprender, aprender desde dentro, soltar, dar el salto al sólo sentir y dejar de escuchar esta jodida voz que sólo te mete miedo…

Yo soy luz, yo soy libre, yo lo puedo todo.

sin miedo, rosana

Percepciones

Tu percepción de adulto sobre como funciona tu mundo está formada por la percepción del niñ@ que fuiste.

Como veías a tu familia y tus relaciones, como te veías a través de los otros y las creencias propias del entorno.

Añadiendo para algunos, l@s tuvieron, las percepciones propias de la intuición o incosciencente.

Para mi, regresar a esa niña, aquella que intentó, y acabo siendo callada, ahora me hace reconocerme como la que ya era, aunque sólo entonces fuese una niña.

Y me ha hecho reconocer a mis hij@s a los que algunas veces no he escuchado por la dejadez y que muchas, muchísimas veces me han sorprendido, demostrandome, lo que desde mi, ahora sé.

Los niños son siempre parte de esa lucha, entre la sociedad, familia y convicciones.

Y carne de cañón de esas bienaventuradas mentes…

Me venía una frase a la idea..y es que difícilmente se puede amar a un hijo y ” prepararlo” a la vida cuando sus propios padres no se aman a si mismos, ni se aceptan en toda su percepción.

Pero esta, es también mi percepción.

Rarezas

Estos días han sido un poco moviditos, por las fiestas, por los cambios , las visitas y las realidades.

Que coexisten realidades distintas es normalidad, aunque en esa normalidad obviamos que no todo es como nosotros lo vemos, o vivimos.

Yo soy de observar… aunque esta observación no me prepara para la sorpresa del descubrimiento.

Las fiestas religiosas incluyen muchas obviedades, no tan obvias..

La suerte de compartir tiempo por parte de tu familia también te dibuja como cada quien inventa su realidad su propio mundo.

Las contradicciones y modos de ver son los que nos despiertan , y nos enseñan. Damos por hecho muchas ideas y formas…o las doy yo, y la normalidad solo es una palabra.

Aunque siempre todos nos llamamos normales, y de hecho la mayoría tiene el deseo de sentirse incluido en el grupo, sociedad, o equipo.

Los que no, solemos ser los raros..

Contradictorio, todo.

Ser yo

Despierto atendiendo la actividad rutinaria, los sonidos que me dicen que hora es y que está ya sucediendo en casa.

Ha sido una noche larga, llena de ideas, ahora casi perdidas. Supongo que lo que ocurre a mi alrededor añade ideas y reflexiones que surgen en el silencio estático de la noche. No me siento cansada a pesar del sueño perdido, y casi sin pensar con las ideas aún dando vueltas, organizo el día. Otro día.

La actividad me organiza, y la mente me pregunta, ¿Qué? ¿ Qué, o quien fué, que me hizo así?

Desayuno con la actualidad, en una pantalla, personas que no conocen tu vida ni de lejos, dicen lo que debemos pensar, creer, o decidir…hay un día para la mujer, como si cada día una mujer no recordarse quien eres en cada momento, publicidad, política y otras mujeres.. vida, lucha, hijos, salud, economía y más .

Por ser mujer y por no serlo, por ser única y por no ser como otras, por sentirte y no como las demás.

Actúas automáticamente, te adoctrinaron poco a poco, y tu lucha puede ser parecida y sin embargo siento que siempre nos hicieron sentimos solas…entre nosotras, competitivas, luchadoras y duras.

Está bien hacer ver, estaría mejor que fuese realidad.

Nos enseñaron a ser, lo que deberíamos ser, olvidaron cuidarnos, protegernos y hacernos fuertes para ser, lo que cada mujer quiera ser.

Por algo vivimos en esta sociedad, para ser capaz de vernos, frente a otro, frente a todo.

Miro a otros hombres, otros maridos que no son el mío, y otras mujeres que no soy yo…

Olvidando

Últimamente ando con la sensación de que mi mente no funciona, no como antes, que no la quiero, sino que no funciona, bien. Tengo la sensación de que las cosas/ideas se me deslizan desde el momento en que las pienso , hasta el momento en que debería ejecutarlas, repensarlas, hacerlas.

Porque eso no funciona, me descubro en mis olvidos, deslices, y me sorprendo tranquila, yo que era un manojito de preocupaciones, se me escapan sin mas, cual agua entre los dedos, y me repienso que me esta pasando y que he echo, y si es como lo quiero, pero no lo se, o mejor, no me preocupo… y comienzo de nuevo el ciclo de olvidar…