Movimiento

Esta noche la lluvia me despertó. Quise imaginar que esa lluvia venia a llevarse todo lo que ya nos sobraba, exceso de momentos intensos a la espera, emociones que al final se han quedado sin respuesta.

Están siendo momentos de transformación, intentos que fructifican y otros que no, emociones que intentas sosegar para que no se desboquen , para de esa formar poder ver el todo.

En unos días llegaran los cambios, de domicilio, de ambiente, y de vida futura. Tal vez de trabajo, o de estado.

Estoy súper contenta, de ello, y feliz por la forma en que me acompañan los míos, sin miedos, con esperanzas y ánimos , aunque a escondidas, por unos segundos a mi me entre el pánico.

Así que de nuevo empaqueto vida, descarto lo sobrante y preparo esperanzas .

Parece ser que tengo alma de nómada.

Si, pero no

Las cosas cambian, vuelve a pasar igual. O soy yo la que no veo la evolución.

Soy una persona complicada, no solo lo admito, lo grito a los cuatro vientos. Y aun así no espero cosas complicadas, ni grandes efectos.

Pero el día a día es un mar de golpes de efecto que me dejan noqueada, perdida y sin saber asimilar.

Y me parece que soy yo la que no cambia, la que no dice hasta aquí, y asi no.

Aunque la queja constante sobre mi, es precisamente sobre mis continuas quejas. Entonces que no concuerda??