Salvadonos

superman-lois625

Una amiga me dijo hace tiempo que el mundo se componía de victimas y verdugos. Y yo daba el perfil de victima. Entonces me ofendió, no era lo que quería ser, ni hacer con mi vida.

Para mi el mundo esta compuesto por muchas mas imágenes que las victimas y los verdugos, una de la que últimamente me veo rodeada son los salvadores..

Esas personas que creen y predican que tienen la verdad, la respuesta y el como de cada cosa, especialmente de la vida de los demás. Porque creen que son las únicas que piensan con la suficiente claridad, que son capaces de ver la totalidad de cada problema, eso si, de todos los demás.

Poseen un extraño ímpetu o energía que derrochan predicando sobre los  males  y las soluciones según su propia visión de como arreglarlos. Derrochan  sus palabras e ideas intentando encauzar las vidas de todos, por el bien de ellos mismos, y en un arrebato de bienquerer, que claro esta, se ve frustrado una y otra vez, por es@s que lejos de escucharlos, se empeñan en volver a equivocarse una y otra vez, decidiendo cada quien en su propia vida.

Estas personas observan la vida sintiéndose atacados, cada día, por cada decisión equivocada que observan en los demás. Independientemente de si esa decision le afecta directamente o no.

Sintiéndose desvalorizados por sus esfuerzos continuos preocupándose por los demás. Preocupación que nadie les pide, pero como buenos salvadores no pueden evitar. Ya que según su propias visiones podrían solucionar todo, si todos siguiéramos sus pautas y consejos.

Es dificil escapar de alguien así, mas difícil aun demostrarles que cada quien ha de hacerse responsable de sus propios errores y esos errores no hacen ser quien somos y marcan nuestras vidas, para ello.

Poseedores de la verdad, no entiende que hay mas verdades que las suyas, que cada quien aprende de distinta forma, y quien no aprende nunca, y que aun así, tiene derecho a seguir equivocándose.

Normalmente este tipo de persona, que solo ve hacia fuera, y solo arregla la vida de los demás, no entiende, ni piensa en  lo difícil que hace la vida a quienes los rodea, emitiendo sus juicios continuos de como han de ser los demas, de que es lo que tienen que hacer y como .

Por lo cual su propia vida es un sube y baja de emociones, dependiendo siempre de los demás y sus acciones, y sin ver que su vida, regida bajo su propios juicios, aleja a todos  de ellos.

Porque sus equivocaciones, como suyas, son perdonadas o minimizadas, ya que ella es la que piensa y reflexiona, y es capaz de arrepentirse y pedir perdón, y sus ideas y reflexiones son mas justos y cargados de verdad que los de los otros que no saben, ni ven como ellos.

Asi al final, el verdugo, sin saberlo se convierte en victima. Victima de si misma, de sus ideas, de su rigidez y se lo que provoca alrededor  suyo, un lugar desierto en que pocos aguantan el día a dia.

 

 

 

Insconciencias

Nos estamos perdiendo todo lo bueno de la vida, intentando ser  lo suficientemente fuertes y duros para ella.

Lamentamos el dolor y la tristeza, pero no sabemos como evitarlos.

Se que esos miedos no soy yo, se que esas ideas no son mías. Y lamento vuestro dolor y miedo, pero os los devuelvo, no los quiero ni necesito.

Soy yo, soy fuerte, y soy capaz .

Lorca , bodas de sangre

rosa¡Porque yo me fui con el otro, me fui! . Tú también te hubieras ido. Yo era una mujer quemada, llena de llagas por dentro y por fuera, y tu hijo era un poquito de agua de la que yo esperaba hijos, tierra, salud; pero el otro era un río oscuro, lleno de ramas, que acercaba a mí el rumor de sus juncos y su cantar entre dientes. Y yo corría con tu hijo que era como un niñito de agua fría y el otro me mandaba cientos de pájaros que me impedían el andar y que dejaban escarcha sobre mis heridas de pobre mujer marchita, de muchacha acariciada por el fuego. Yo no quería, ¡óyelo bien!, yo no quería. ¡Tu hijo era mi fin y yo no lo he engañado, pero el brazo del otro me arrastró como un golpe de mar, como la cabezada de un mulo, y me hubiera arrastrado siempre, siempre, siempre, aunque hubiera sido vieja y todos los hijos de tu hijo me hubiesen agarrado de los cabellos

 

Lavando

Las circunstancias o el destino, vaya usted a saber, nos va llevando por diferentes pruebas a lo largo de nuestras vidas. Prueba que están ahí para que aprendamos de ellas eso que necesitamos. Aunque nos empeñemos en no ver sino que nos golpean, una y otra vez.

. Es esta una visión cristiana de la vida, el sufrimiento, que hace que no nos demos cuenta de que los retos nos hacen superarnos, ser mejores y poner toda nuestra valia en el momento.

Cosa que quizás de otra forma no sabríamos ver, valorar o creeríamos que seriamos capaces de hacer.

Nuestra educación,ambiente y familia nos devuelve una perspectiva de nosotros mismos que quizás no concuerde con lo que somos. Bien por el dejar que cada palo aguante su vela o por tener la suerte ( o no) de que otros sean nuestras victimas para de esa forma no ver nunca la parte de responsabilidad de nuestra propia vida.

Vida que vivimos adaptando a las normas sociales a pesar de que nos hagan infelices. Siempre es mas fácil ver la paja en ojo ajeno, que aceptar que somos responsables de lo que recibimos en cuanto a lo que damos. Justificar los ataques de los demás, sin ver nuestro acoso. Y juzgar al vecino sin mirar antes mi colada.

motivos

Así como cuando abres los ojos al sol y tu vista tarda en acostumbrarse, asi es como están llegando los cambios,sin que los esperes, ni planees.

Posibilidades no planeadas se abre ante mi, como una aparición, con la sorpresa y el vértigo que le acompaña.

Como no lo pensé antes ? Como no vi esas posibilidades? Y como de consistentes puede ser, son las reacciones que aparecen consecuentemente.

Si todo tiene un motivo y has de seguir el fluir de la vida, mantra que me repito sin cesar, he de evaluar las opciones mágicas que aparecen, porque deben ser una respuesta. O un reto.

Si mantendré el tipo y en mi caso eso significa la calma, el ver, y escuchar es uno de mis miedos, porque es mucho lo que me cuesta no caer, no volver, y sentirme así, cuasi libre.

De momento mantengo el mareo a raya, los pies quietitos en el sitio, y muevo fichas con tranquilidad sin dejarme llevar, no sea que tal como aparecen las oportunidades lleguen los desenlaces no deseados, tiempo al tiempo.

                                                      

pequeño

Pequeños gestos, de nuestra vida pequeña. Salir fuera a comer aun cuando el banco ya no tiene saldo, estar en la fiesta, aun cuando solo puedes celebrar el ambiente.Sonreír, aun cuando has de buscar los nimios motivos. Momentos escondidos para leer un libro, levantarte cuando ya ha salido el sol,observar el ir y venir de la gente,la sombra avanzando por la plaza, intentar localizar un pájaro por su canto.Ver el movimiento de la vida a tu alrededor.felicidad

Debates

La cosa va un poco por días, hay algunos en los que solo ves lo bueno, las sonrisas, palabras de ánimo, y las buenas noches antes de cerrar la puerta. Otros sin embargo, quizás el ánimo cambiante te trae las lágrimas a la garganta, vuelven, la tristeza de sus miradas,las manos que buscan agarrarte, mantenerte cerca y el vacío, ese vacío que los rodea, de personas que van y vienen de acuerdo a ritmos que poco tienen que ver sus realidades.
Imagino que cada cual tendremos nuestra forma de entender, algunas más profundas que otras. Algún@ ni lo pensará. 
Y mientras yo incapaz de dejar pasar nada, navego por el mar de las incertidumbres, buscando respuestas a tanto despropósito…A tanta lucha vana.
  Y  algunos días consigo varar en bonitas playas, con sombras y vistas al paisaje, que me dibujan una sonrisa, haciéndome sentir una gran marina que interpreta mapas y rutas con una sencillez inigualable…
  Los otros, los mas, veo mapas, dibujos de rutas y planes que no tienen final.
Y me debato entre los dos sentimientos extremos, a veces peleando, otras con una extraña paz en la que me dejo mecer esperando volver a varar.