Ser yo

Despierto atendiendo la actividad rutinaria, los sonidos que me dicen que hora es y que está ya sucediendo en casa.

Ha sido una noche larga, llena de ideas, ahora casi perdidas. Supongo que lo que ocurre a mi alrededor añade ideas y reflexiones que surgen en el silencio estático de la noche. No me siento cansada a pesar del sueño perdido, y casi sin pensar con las ideas aún dando vueltas, organizo el día. Otro día.

La actividad me organiza, y la mente me pregunta, ¿Qué? ¿ Qué, o quien fué, que me hizo así?

Desayuno con la actualidad, en una pantalla, personas que no conocen tu vida ni de lejos, dicen lo que debemos pensar, creer, o decidir…hay un día para la mujer, como si cada día una mujer no recordarse quien eres en cada momento, publicidad, política y otras mujeres.. vida, lucha, hijos, salud, economía y más .

Por ser mujer y por no serlo, por ser única y por no ser como otras, por sentirte y no como las demás.

Actúas automáticamente, te adoctrinaron poco a poco, y tu lucha puede ser parecida y sin embargo siento que siempre nos hicieron sentimos solas…entre nosotras, competitivas, luchadoras y duras.

Está bien hacer ver, estaría mejor que fuese realidad.

Nos enseñaron a ser, lo que deberíamos ser, olvidaron cuidarnos, protegernos y hacernos fuertes para ser, lo que cada mujer quiera ser.

Por algo vivimos en esta sociedad, para ser capaz de vernos, frente a otro, frente a todo.

Miro a otros hombres, otros maridos que no son el mío, y otras mujeres que no soy yo…

Anuncios

Enfermedades

Hoy tocó visita médica..y esperar. La sala de espera llena, una hora de retraso, y conversaciones.

Mi cita para recoger analítica, contar de mis dolencias y pedir para mi marido.

Será casual, pero han sido unos días de enfermedad alrededor. Pequeños males y alguno mayor, la causalidad es la coincidencia en el tiempo.

Las conversaciones en la sala, el estrés. La normalidad de esa ansiedad, y la rutina común.

El grupo asume la naturalidad de las enfermedades, casi todas, mentales, y la respuesta médica y farmacológica, aunque en la conversación, aceptan que el problema mental no se soluciona con medicamentos.

Seguimos esperando sin sorprendernos de nosotros mismos.

La enfermedad y la medicina se asumen por el grupo, como separadas del bienestar o de la mejoría de un mal que aunque se representa físico se sabe mental.. y no nos da que pensar, ni lo reflejamos..

Yo he elegido ver otro camino, osteopatía, lo elegido entre antiinflamatorios y dolor…. Quien se equivoca ¿?

Me daré respuesta, espero

Ahh.. el osteópata se llama Enrique

Casualidad..( hace como dos semanas, quizás más, soñaba con buscar a Enrique, insistentemente)

Día a dia

Me despierto con frases…me sucede a menudo y no me es extraño, aunque siempre me queda la intriga..está mañana buscaba a Enrique..lo llamaba y preguntaba por el a otras personas. Ellos me decían que no lo veían, no que no lo conocían, o que no sabían quien era. Tampoco se quién eran ellos.

Buscaba a Enrique y lo llamaba Quique. No conozco a nadie con ese nombre.

  En estos últimos días me ha intrigado la casualidad, dos suicidios, escuchados por grupitos, de boca a boca y yo como ocasional escuchadora. 

  Me sorprende la estadística, las formas, y la morbosidad. Les gustaban compartir los detalles, aquí no presumen por mantener conversaciones silenciosas, o maliciosas,  tampoco parece que les importe mucho. 

  Y la poca empatía, nadie lamentaba el dolor, las consecuencias o circunstancias. 

No sé si es peor, o mejor..sorpresas continuas..

Seguiré buscando..

Documentación

Donde desaparecen los días que se pierden.

Donde se guardan los deseos almacenados a espera de momentos mejores.

Donde se archivan esos momentos para olvidar.

Una vida  llena de instantes  en un milisegundos desear desaparecer como trastos olvidados nunca recordados.

Archiva, ordena, guarda, recuerda

Verano

   Está siendo en extraño verano, extraño por el clima y este calor excesivo al que viniendo del norte no nos acostumbramos, y extraño por estas ideas y venidas de la familia, con la que antes solo nos veíamos una o dos veces al año. 

  Los contratiempos están a la orden del día, y no tenemos semana en la que no barajemos planes alternativos o de supervivencia. Sin embargo, puede decir que todo se resuelve de modo extraño.

  Podría decir que continuo con mis altibajos, pero los altibajos ya son la normalidad de mi vida.

  Las nuevas relaciones familiares están generando cambios en todos, descubriendonos  los unos a los otros, tengo que decir que son una sorpresa agradable.

  Lo no agradable es este clima, que a veces me desespera, llevándome al enfado  durante días, del que me descubro con sorpresa y risas por tamaña idiotez..

   Continúo con mis intentos de descubrimiento personal , desarrollo y  aprendizaje… traducido….mi cabecita sigue con sus locuras.. solo que intento normalizarlas. 

  No está siendo un mal verano….quien sabe quizás después lo llame el verano del descubrimiento..

 

Reencuentros

Volver a mi tierra me ha proporcionado está cercanía con la familia.

 El volver a recordar insignificancias que fueron importantes y que había olvidado. Como la musicalidad de este habla, las risas y las constantes bromas del día a día, que disfrazan la dureza de esta tierra y la constante lucha de sus gentes.

Compartir tiempo con los míos me ha servido para recordarlos, como eran y como creía que eran .

Sus cuitas y sus normalidades. Para mí extrañas y cercanas a la vez.

Cada uno hemos derivado nuestras existencias de forma distinta, curioso cuando parecíamos uno. Y  ahora,cada quien observa la vida desde pepectivas sino opuestas si muy distintas.

Aún nos une el amor de familia, las vivencias, muchas muy duras, y una especie de halo que a veces nos hace ser menos indulgentes entre nosotros que lo que seríamos con los demás.

 Los observo, y contemplo a la vez a esos niños y a estos adultos, desconocidos a ratos. Con ideas extrañas, de las que quizás yo conocí las semillas.

 Mi gesto de debe asemejar al de los búhos…que observan mucho y no dicen nada. 

Busco a los unos en los otros, a los hijos en los padres, la historia en los siguientes.

Su formas, sus respuestas, sus historias deberían encajar en las mías, y sin embargo somos  solo un bonito puzzle de colores..

Amplian mi visión, y alegran mi corazón..quizás esperaba respuestas fuera.

 

Salvadonos

superman-lois625

Una amiga me dijo hace tiempo que el mundo se componía de victimas y verdugos. Y yo daba el perfil de victima. Entonces me ofendió, no era lo que quería ser, ni hacer con mi vida.

Para mi el mundo esta compuesto por muchas mas imágenes que las victimas y los verdugos, una de la que últimamente me veo rodeada son los salvadores..

Esas personas que creen y predican que tienen la verdad, la respuesta y el como de cada cosa, especialmente de la vida de los demás. Porque creen que son las únicas que piensan con la suficiente claridad, que son capaces de ver la totalidad de cada problema, eso si, de todos los demás.

Poseen un extraño ímpetu o energía que derrochan predicando sobre los  males  y las soluciones según su propia visión de como arreglarlos. Derrochan  sus palabras e ideas intentando encauzar las vidas de todos, por el bien de ellos mismos, y en un arrebato de bienquerer, que claro esta, se ve frustrado una y otra vez, por es@s que lejos de escucharlos, se empeñan en volver a equivocarse una y otra vez, decidiendo cada quien en su propia vida.

Estas personas observan la vida sintiéndose atacados, cada día, por cada decisión equivocada que observan en los demás. Independientemente de si esa decision le afecta directamente o no.

Sintiéndose desvalorizados por sus esfuerzos continuos preocupándose por los demás. Preocupación que nadie les pide, pero como buenos salvadores no pueden evitar. Ya que según su propias visiones podrían solucionar todo, si todos siguiéramos sus pautas y consejos.

Es dificil escapar de alguien así, mas difícil aun demostrarles que cada quien ha de hacerse responsable de sus propios errores y esos errores no hacen ser quien somos y marcan nuestras vidas, para ello.

Poseedores de la verdad, no entiende que hay mas verdades que las suyas, que cada quien aprende de distinta forma, y quien no aprende nunca, y que aun así, tiene derecho a seguir equivocándose.

Normalmente este tipo de persona, que solo ve hacia fuera, y solo arregla la vida de los demás, no entiende, ni piensa en  lo difícil que hace la vida a quienes los rodea, emitiendo sus juicios continuos de como han de ser los demas, de que es lo que tienen que hacer y como .

Por lo cual su propia vida es un sube y baja de emociones, dependiendo siempre de los demás y sus acciones, y sin ver que su vida, regida bajo su propios juicios, aleja a todos  de ellos.

Porque sus equivocaciones, como suyas, son perdonadas o minimizadas, ya que ella es la que piensa y reflexiona, y es capaz de arrepentirse y pedir perdón, y sus ideas y reflexiones son mas justos y cargados de verdad que los de los otros que no saben, ni ven como ellos.

Asi al final, el verdugo, sin saberlo se convierte en victima. Victima de si misma, de sus ideas, de su rigidez y se lo que provoca alrededor  suyo, un lugar desierto en que pocos aguantan el día a dia.