Cumpleaños, arboles, raices, historias, cuentame.

raven-heart-wall-sculptureCumpleaños de mama.

Siempre, siempre, desde pequeña pregunté una y mil meces sobre todo lo que se me permitía referente a nuestra familia. Parecía un misterio, o quizá lo empezó a ser cuando empecé a preguntar, no se.

Mis amigos tenían abuelos, primos y tíos que reunían en fiestas, que cuidaban de ellos, y compartían la vida normal.

Nosotros teníamos tíos, con los que nos saludábamos correctamente, y una tía que hacia de corre-caminos trayendo y llevando historias de unos a otros en un intento de que pareciéramos familia. La misma que nos permitía ir a su casa y dormir en su cama, apretujados en verano, y por la que nos enfrentábamos cuando otro primo por casualidad estaba con ella.

Lo demás todo misterio.

Con los años mama fue contando pequeñas historias que para nosotros eran aventuras, de su vida en el orfanato/ casa cuna. Y así fuimos entendiendo los secretos. Lo malo, es que la memoria es la de cada uno y las historias solo se completan con todas las versiones. Eso en casi nada ha pasado, pero el tiempo ha ido uniendo el rompecabezas, claro que algunas piezas nunca estarán.

Hace tiempo que intento seguir encontrando esas piezas, bueno, desde pequeña, ahora solo de otra forma.

Una amiga que conoce mis intentos me comento como parece ser que la casualidad, reúne a personas afines a nuestros arboles, reflejo de esas otras fichas que no están, como las historias parecen repetirse, sobre todo si no se “sanan”, y como ciertos datos te cuentan la forma de esas fichas que faltan..

Como siempre , sigo abierta a lo que llega, visto mi historia en la que las cosas van y vienen cuando quieren.

Así que con esta nueva “herramienta” encuentro quizás mas fichas de las que puedo colocar, y que naturalmente no entiendo.

Aun así, a veces, de repente la neurona que habita en mi cerebro se conecta, y vualá se hace una pequeña luz, que me lleva a otra historia, pero bueno…ahí sigo..

Cumpleaños de mama, cumpleaños de “otra”persona, que se enamoro perdidamente de el doble de mi madre.

Y mas tarde, se caso con el doble de mi hermana… No me lleva a ningún lado, pero se un poco mas, de nada.

cantos de sirena

Sentirse fuera, desvinculada es duro. Extraña entre los tuyos, viajera em tu pais, etérea en las ideas.
Supongo que aunque todo esto no se elige, debe ser parte de un plan. De una respuesta, de la cual aun no se la pregunta.

Mi percepción va cambiando y sin embargo cada vez veo mas camino y más que comprender.

La compasión, hacia mi y los míos. !Cuanta dureza! Cuanta ceguera domina nuestros días y que poco se esperar.
Mi mayor consuelo, mi proyecto futuro, mi esperanza y alegría.
Su independencia, seguridad, y ver como son capaces de ver, me llena de alegría. De esperanza en el futuro y de satisfacción por el trabajo y el camino.

Tengo que arreglar la conexión entre mi cuerpo y mi mente.
Pero lo voy dejando.
Porque mi cuerpo recuerda las caricias ausentes.
Porque mi mente ve los agujeros insondables.
Tengo que arreglar la conexión entre mi cuerpo y mi mente.

Luche como una valiente contra la muerte. Sonreí cuando su mano se agarraba a mi tobillo.
Enfrente el silencio y el vacío frio del sin amor.
Los miedos escondidos bajo disfraces adultos.
Las miradas silenciosas, los gritos nocturnos.
Todo ello solo por la esperanza del gran tesoro. La recompensa ilusoria que jamas llegó.
Tras la dura batalla brillan las marcas, que recuerdan cada intento de pedir misericordia tras el escudo.
Las lágrimas tras cada lanzada esperando que mi protegida se apiadase de mi. Que viese mi valor y recompensase mi dura lucha.
Aun así, lo volvería ha hacer. Buscaría el tesoro luchando contra el gran dragón.

Ahora la contemplo en su soledad, aquella por la que defendí lo indefendible, veo su pequeño cuerpo, enjuto. El miedo tras su mirada, y el frio.
Yo que lo di todo por ella, hoy la acompaño con mi compasión.
La escucho cantar hazañas, exagerar afrentas y juzgar a todos a su alrededor.
Todo se mide por la longitud de su mano, todo se ordena bajo su mirar.

Ella que nunca supo cuanto valia su vida y cuan duro luche por cuidar.

caminar entre las estrellas

Después de probar el sabor del infinito, la normalidad ha sido un duro golpe.
Fue un día difícil de conseguir, demostrando cuan firme era mi decisión. Casualidad, causalidad se aliaron contra mi, contra mi intento, y caminé por el sendero que no existe, ese que no se ve hasta que estas en el.
Las expectativas escondidas ante lo que no puedes medir, y las incertidumbres se convirtieron en verdad. Y la magia existió.
Por unas horas se paro el reloj de la vida y el destino. El pasado y el presente caminaron de la mano. Y lo que creías saber desapareció ante lo que no entendiste.
Mi entendimiento quedo tan aturdido que los caminos conocidos desaparecieron y los hilos invisibles brillaron convirtiéndose en senderos brillantes iluminados por gotas de rocio.
Todo mi cuerpo cansado emitía alegría por la certidumbre vivida. Habría sido capaz de no dormir jamás a cambio de no perder ese estado, pero mi cuerpo terrenal sucumbió al cansancio, con la magia en mis pupilas. Con mi mente rebosante, con el amor rodeándome. No hubo sueño, porque estaba en el.
Y ahora la normalidad me parece cruel castigo. Busco el brillo en los ojos. Me alimento de el,de las risas, de abrazos, cual adicto en desintoxicación.
Ya solo pienso en ese instante. En la magia. En no ser yo y verme. O en ser tu y encontrar el camino de verte.