Retos

Estamos configurados para ver, pensar y creer lo que con “normalidad” hay en nuestras vidas.

El reto de salir de la zona de confort, es el ver desde fuera aun cuando no vivas precisamente en confort, sino en ese mal estado natural y habitual.

Si tus vivencias o circulo familiar convive con continuas formas de manipulación, para ti serán de naturalidad , con presiones o al contrario, sintiéndote víctima de ello.

Las dos opciones seran ciclos normales con altibajos que quizas nunca pares a evaluar, manteniendo los ciclos una y otra vez.

Intentar comprender desde otra perspectiva como funciona esa convivencia o ordenes familiares es un proceso difícil, pero no imposible.

Las reglas de cada relación se han ido formando y repitiendo muchas veces, sin buscar o entender el porque o para que.

El comienzo de esa busqueda y mantener la mente abierta a no incluir tus propias ideas condicionadas en ese proceso, te puede llevar al comprender.

No existen culpables, pero si dinamicas aceptadas tras otros procesos , que han acabado siendo reglas no escritas.

Reglas que no protegen sino que limitan y cercan.

Por miedos, creencias o situaciones que no se supieron superar.

El reto comienza solo con darte la beneficio de dudar…

Reinos

Desde que tienes conocimiento observas el mundo que te rodea, y tu mundo lo forma sin duda tu familia.

Así, aprendes a relacionarte, a compartir, y ver.

Y a veces ves, que lo que tu vives no es igual en otras familias.

Miras con expectación como otros se hablan, como se miran y como funcionan sus día a día.

Cada uno de nosotros, seguramente tenemos una visión distinta de nuestra infancia, mis recuerdos son sólo míos, y mis sentimientos, y lo que viví.

Mucho de lo que aprendí fue por comparación.

Lo que tu vives como normal, puede no ser tan normal, cuando eres capaz de mirarte fuera.

Muchos fueron partícipes de dolor. El tiempo y aprender te hace comprender que todo tenía que ser como fue, y que el dolor te empuja a buscar comprender y superar…

Sólo si te quedas con el, te convierte en una persona enferma, con heridas abiertas, dispuesta siempre a agredir a causa de ese dolor interno que no calla ni duerme.

Es difícil, casi imposible, vivir con personas así. Porque su dolor se convierte en una sombra que los acompaña constantemente, y agrede.

Existen teorías varias sobre esos niños interiores, en búsqueda de respuestas del adulto que no superó, o aprendió.

Cada un@ ha de buscar sus respuestas y su camino. Si cree necesitarlo.

Si es que ese adulto que es hoy, se siente perdido en un mundo sin sentido, lleno de espinas y enfrentamientos.

Salir de tu zona de confort, de tu reino, donde todo funciona como tu quieres, ordenado y sufriendo cada ofensa y cada movimiento como un error. Sin duda ofrecerá otra visión…

Sin miedo

La vida es aprender, aprender desde dentro, soltar, dar el salto al sólo sentir y dejar de escuchar esta jodida voz que sólo te mete miedo…

Yo soy luz, yo soy libre, yo lo puedo todo.

sin miedo, rosana

Cuenta  

 Hace un año, novecientos  cincuenta kilómetros, más cuatrocientos más, despedirte de amistades, dos veces, nuevo hogar,  más otro,  nuevas rutinas,  y las que comienzan ahora, nuevos climas, nuevo trabajo, nueva gente, nuevas sorpresas, nuevas respuestas.   Y extrañamente no se que contar…

Ilumina tu vida

Cómo siempre, es más fácil decirlo que realizarlo. Y eso que nos atiborran con fracesitas iluminadas, que te prometen sueños cumplidos, deseos increíbles y bolsillos a rebosar.

No sé cómo no me funcionan, con las ganas que les pongo.

   Y de nuevo andamos inventando. Entre dos mundos, entre dos realidades… A ver, ¡quien da mas!

   Lo peor, mejor, es que somos capaces de lograrlo, con la facilidad del empeño y experiencia en cambios drásticos.

   Me pregunto si leí el final de la Ilíada, no recuerdo si Ulises tubo un final feliz, si tenía su lugar en aquel palacio, su silla favorita, o los sonidos familiares que acompañan  el sueño.

Me pregunto porque mi realidad es así.

La vida, sigue

Primera semana de vuelta al curro, y pese a las pocas ganas, reconozco que no ha sido horrible.

Tristeza por los que se fueron, y comprobar que la vida sigue, contigo o sin ti. Así que mas vale agarrarse al carro, y fuerte..

Vida y muerte forman parte del juego, en el que tu pones la reglas del como quieres jugar y cuanto estas dispuesto a poner en el tablero.

Mis apuestas hasta hace bien poco eran mínimas, pero estoy descubriendo el vértigo de arriesgar, y la diversión, aunque pierdas, debe ser que el miedo se va escapando por los rincones a la fuerza de verse ignorado.

Hasta me parece mentira decir esto yo. Ahora solo me preocupa transmitir todo aquello que callo aun, regalar este estado y sentir que los míos entienden de que va el juego.

Me llegan los ruidos de lo cotidiano, los ecos del pasado y la tristeza y compasión por todas las luchas vanas que nos arrastran a esa tumba tan cara que nos construimos, a base de luchar por lo que no merece la pena, perdiendo el tiempo que no tenemos, las energías y la ilusión, sin ver, sin separar y echar el resto en lo que sirve, aquello que pone la sonrisa en tu cara.

Correos de pasado, nombres, me hacen recordar quien soy, donde estuve y de donde, aun mas abajo, venia. Sonrió, estuve puedo decir hoy, vi, y aun sin fe, seguí caminando, buscando persiguiendo, y abandonando aquello que me decía que no seria capaz, aquello que creía me ataba y era yo.

Yo, renace cada día, con cada nuevo amanecer apunta una nueva oportunidad, de inventar, quien quieres ser, atrévete, aunque solo sea a imaginar.

queja, quejarse, me quejo, coaching creativo

044_diego_fernandez

images