Reencuentros

Volver a mi tierra me ha proporcionado está cercanía con la familia.

 El volver a recordar insignificancias que fueron importantes y que había olvidado. Como la musicalidad de este habla, las risas y las constantes bromas del día a día, que disfrazan la dureza de esta tierra y la constante lucha de sus gentes.

Compartir tiempo con los míos me ha servido para recordarlos, como eran y como creía que eran .

Sus cuitas y sus normalidades. Para mí extrañas y cercanas a la vez.

Cada uno hemos derivado nuestras existencias de forma distinta, curioso cuando parecíamos uno. Y  ahora,cada quien observa la vida desde pepectivas sino opuestas si muy distintas.

Aún nos une el amor de familia, las vivencias, muchas muy duras, y una especie de halo que a veces nos hace ser menos indulgentes entre nosotros que lo que seríamos con los demás.

 Los observo, y contemplo a la vez a esos niños y a estos adultos, desconocidos a ratos. Con ideas extrañas, de las que quizás yo conocí las semillas.

 Mi gesto de debe asemejar al de los búhos…que observan mucho y no dicen nada. 

Busco a los unos en los otros, a los hijos en los padres, la historia en los siguientes.

Su formas, sus respuestas, sus historias deberían encajar en las mías, y sin embargo somos  solo un bonito puzzle de colores..

Amplian mi visión, y alegran mi corazón..quizás esperaba respuestas fuera.

 

La vida, sigue

Primera semana de vuelta al curro, y pese a las pocas ganas, reconozco que no ha sido horrible.

Tristeza por los que se fueron, y comprobar que la vida sigue, contigo o sin ti. Así que mas vale agarrarse al carro, y fuerte..

Vida y muerte forman parte del juego, en el que tu pones la reglas del como quieres jugar y cuanto estas dispuesto a poner en el tablero.

Mis apuestas hasta hace bien poco eran mínimas, pero estoy descubriendo el vértigo de arriesgar, y la diversión, aunque pierdas, debe ser que el miedo se va escapando por los rincones a la fuerza de verse ignorado.

Hasta me parece mentira decir esto yo. Ahora solo me preocupa transmitir todo aquello que callo aun, regalar este estado y sentir que los míos entienden de que va el juego.

Me llegan los ruidos de lo cotidiano, los ecos del pasado y la tristeza y compasión por todas las luchas vanas que nos arrastran a esa tumba tan cara que nos construimos, a base de luchar por lo que no merece la pena, perdiendo el tiempo que no tenemos, las energías y la ilusión, sin ver, sin separar y echar el resto en lo que sirve, aquello que pone la sonrisa en tu cara.

Correos de pasado, nombres, me hacen recordar quien soy, donde estuve y de donde, aun mas abajo, venia. Sonrió, estuve puedo decir hoy, vi, y aun sin fe, seguí caminando, buscando persiguiendo, y abandonando aquello que me decía que no seria capaz, aquello que creía me ataba y era yo.

Yo, renace cada día, con cada nuevo amanecer apunta una nueva oportunidad, de inventar, quien quieres ser, atrévete, aunque solo sea a imaginar.

queja, quejarse, me quejo, coaching creativo

044_diego_fernandez

images