Sobrevivir.

Hay una resistencia empírica que te agarra a la vida, al cuerpo que te representa y sus funciones más vitales, aun sin otra idea que seguir. Solo cuando siquiera te has parado en pensar, imaginar, si es lo que realmente quieres

Quizas para otros no lo sea asi, quizas su energía mental sea mas fuerte y encuentren un momento de decidir, que si quiere y que no…

También he descubierto esa inanición, llevada sin desgana, sin lucha, solo dejando ir. La he comprendido y la gran fuerza que conlleva el no hacer, no luchar, no intentar.

En lo peores momentos un instinto muy básico te mueve, aun arrastrándote.

Han sido días difíciles, donde las palabras que en otros momentos te empujan no significaban nada, nada. Un vacío sin expresión ni idea que acompañe a un cuerpo que solo lucha por seguir.

No se que es estar cerca siquiera de ningún límite, y no hablo de miedo, sino de vivir, sentir y comprender cuales son tus energías y si puedes contar con ellas.

Importa, no solo superar, sino cuanto desgaste acumulado te acompaña.

No es morir lo horrible, sino el mal vivir hasta llegar al final.

A la espera de mi tercera cita, ya no me importa sumar, sino como.

El cuenteo ha cambiado de una más a aún dos.

La conversación si bien no preparada, si clara, y firme, la opción medica contra la vida sin comillas. Sin sobrevivir.

El plan esta echo, el por llegar en tres dias..

Octubre

Mi peor lucha siempre ha sido contra mi.

Mi mejor lucha ha sido para mi.

Harta de buscar, de creer que mil opciones exteriores cambiaran mi interior.

Las cartas me fueron dadas, y siempre he tenido la percepción de que todos jugaban mejor que yo…

Seguramente solo esta percepcion me ha convertido en una perdedora, solo mis heridas abiertas hieren, sin necesidad del otro.

Miles reflexiones, busquedas, concienciación, empatía, escuchar, querer ver, conocer, dar espacio, despertar, respetar, aceptar, colocar,emocionar.

Nada sirve.

Cuando el conocimiento no se acompaña de amor propio. Querer al heroe y creérselo.

Llegué con dones que he desperdiciado, porque me permití rodearme de otros aún mas heridos que yo.

Quise empatizar, compartir, aprender buscando respuestas, y solo me rodee de más guerras perdidas. Mas heroes enterrados que en su caida desgarraban a los demás.

Dolor compartido solo aumenta más dolor.

He perdido el brillo de los milagros, a base de no creerme singular.

Disfruté de sus brillos y fui capaz de vibrar con lo que creía suerte, justo no reconocerlo me llevo de nuevo a la herida.

¿Y ahora?

Vivir

Vivo días de locuras, convidados con días de serenidad. Alegar todo esto a mi estado, emocional, medico o de existencia, sería un buen alegato…

Que muchas cosas asumidas como normales no lo son, y que las verdadades no son legitimas para todos, son creencias que me suavizan esta nueva realidad.

Mitigan y van ayudando a olvidar mi otro camino, cimentando el nuevo, desde la encrucijada que yo llamo Caos.

Caos me acompaña s diario, a ratos con risas, a ratos con expectación.

Lo surrealista es natural, aunque aun no soy tan buena como no poner cara de idiota…

Sigo manteniendo es humor desde el lado sarcástico….es la única forma de reírse una misma, y aun que sale sin intencion , cambia tu propia situación, nada es tan grave…y solo la muerte no tiene arreglo….o si

Si mañana muero

Me recuerda mi propio título a los tiempos negros en mi pais, cuando los unos se despedían de sus familiales sabiendo que posiblemente en horas, días perderían su vida.

Mi forma es otra, pero parecidos sentimientos. Hay mil cosas que no quiero dejar sin decir, sin sacar, sin hacer llegar.

Hoy, no estoy a las puertas de la muerte, o si…quien sabe, pero siento que hoy es el día de decir.

Es un poco egoísta sacar lo que quieres, desde dentro, sólo para mi, hacia fuera, creyéndose con derecho de mandar mensajes o consejos a los que quizás ni los quieran ni lo necesiten.

Pero es mi escrito, y mis deseos.

Y entre muchas, una idea de las que más me persigue, es que la que jamás los míos sufran por mi desaparición, sufrir, por el modo de no enterder, como yo entiendo, que nada de este mundo en el que nos creemos “vivos” desaparece.

Es una creencia firme, y que me da mucha paz y así quisieran que todos entendiesen. Nada desaparece, el amor te acompaña para siempre y aunque lo físico no es tangible, si la energía.

No puedo cambiar a nadie, pero invito a abrir la mente a la idea de que existen cosas que no vemos, aunque si sentimos y son tan reales como las piedras que pisamos.

Deseo imaginar a mis hijos, mis regalos, los que nunca han dejado de enseñarme a VIVIR, que con sus miradas me hicieron niña y más feliz de lo que jamás soñé.

Los deseo fuertes y valientes como ya lo son, seguros de su camino y de que cada caida, sólo servirá para aprender más. Nada hiere, nada busca daño si no que empuja a aprender y sacar lo que ya dentro cada uno llevamos muchas veces silenciados por los miedos o inseguridades.

Para mi compañero de vida y energía constante quiero agradecerle cada segundo que me ha regalado, cuanto me ha enseñado y me ha hecho sentir. Cuanto me ha empujado a buscar en mi, y me ha hecho la persona que soy.

Ojala sea siempre tal como es, precioso por dentro y por fuera.

A todo los que me regalaron su compartir de mi camino, agradecer cada enseñanza, todo me ha servido, aun cuando yo me enfrentaba a no querer.

Ell@s me han echo lo que soy hoy, más brillante y fuerte de lo que yo misma he reconocido .

De lo que quisiera regalar, sería las risas compartidas, con todos los que a su vez me regalaron, y que me acompañan constantemente.

La energía y el amor regalado, las luchas compartidas ,las lágrimas y los abrazos… Son las que se pueden contar en nuestro currículum, lo que realmente hace valor.

Muchas veces he leído sobre los sentimientos y reflexiones de personas cercanas a la muerte, todas lamentan no haber disfrutado más la vida, compartir momentos, dedicarse al amor y divertirse….VIVIR..

Yo he vivido, he llorado, sufrido , reído amado y aprendido. Me siento feliz de todo ello, cada circunstancia, cada instante que formó parte de mi.

Agradezco todo, porque ese todo me lleva hasta aquí, ahora, siempre. Y Aunque no puedo imaginar que me depara, ni hasta donde, creo firmemente que todo está en su lugar dentro de mi.

Que si puedo elegir un epitafio me gustaría elegir:

!gracias vida¡

Sin miedo

La vida es aprender, aprender desde dentro, soltar, dar el salto al sólo sentir y dejar de escuchar esta jodida voz que sólo te mete miedo…

Yo soy luz, yo soy libre, yo lo puedo todo.

sin miedo, rosana

Y si…

La pregunta del millón..¿ que cosas harías si no tuvieses miedo?..

Estaría con mi pareja?

Trabajaría en el mismo trabajo?

Los amigos serían los mismos?

Mantendría las mismas relación es?

Viviría en el mismo lugar?

https://youtu.be/WW1WYJcO5xI

Luces

Han pasado días, semanas de búsquedas e intentos.. Intentos de aprender y comprender.

Socialmente parecemos iguales, exceptuando a personas que rápidamente identificamos como problemáticas, bien por su situación social o por su estado mental.

Pero realmente somos muy distintos y casi sin querer gracias a nuestras habilidades sociales, o inteligencia emocional nos colocamos en grupos o etiquetamos a los demás.

Naturalmente para que la sociedad funcione, vender nuestras mejores versiones es lo habitual, solo para habituales nos mostramos como realmente somos. Y aún así también queremos engañar, porque a nadie le gusta mostrar su peor cara, en un intento imposible de ser siempre perfecto. Perfección que no es natural, ya que nuestras incongruencias son precisamente la que nos hacen ser.

Sociopatas, sicópatas, narcisista, ególatras, dependientes, no son sino una cara de lo que nos rodea, pintado de normalidad.

La mayoría de estos trastornos tienen su base en la formación de estas personas en su infancia, existen informes,teorías y estudios.

A mí me hace reír una frase muy sintomática de esta sociedad, dice”en todos los grupos hay un gilipollas, si en tu grupo no lo encuentras, mira a ver si eres tú”

Durante bastante tiempo he creído ser la gilipollas, hasta que he empezado a preguntarme el significado de la palabra y comportamiento de los demás.

Decir las cosas como sientes, suele desarmar a los demás. Decir lo que no quieres de forma clara, ofende a los demás. No dejarte utilizar, molesta a los demás.

Esto se puede aplicar a grupos de amigos, a familia y demás.

Así que acabas siendo la loca, o gilipollas del grupo. La realidad es que los otros son realmente los imbéciles, que tras un tiempo sin más remedio has ido mostrando su caretas que evidentemente no quieren aceptar.

La redes sociales ayudan aún más, ya que incluso a personas que no tratas habitualmente, se empeñan en mostrar una y otra vez su mejor cara que desde un móvil como si lo normal fuera esa felicidad continua sin más problema que el viaje del soñado con fotos, el modelito perfecto o la moto.

La realidades acaban mostrándose. Y precisamente esos tan afectados de la”intromisión”de esta imagen, son los que etiquetan a los otros de tóxicos, gilipollas o imbéciles.

Mi preocupación es como librarme de ellos, o al menos librarme de su manipular.

Aunque también comprendo, que como la luz, solo la oscuridad nos la puede enseñar.