Mientes?

Mentiras, todas, grandes, pequeñas, silenciosas, piadosas, secretas y totalmente divulgadas.
En nuestra sociedad es aceptada una parte de esas mentiras, las piadosas, necesarias para conseguir una meta, o las no totalmente mentiras.
El problema que suscitan, no es su uso, sino el descubrir evidentemente al mentiroso. En el momento, o con sigilo, buscando poco a poco la red que teje esas mentiras.
En algunos casos, seria una gran red imposible de recoger, en otros casos, como aceptamos esas mentirijillas no serian ni en cuenta las pequeñeces.
Supongo que todos, todos, mentimos, a según que nivel y con que necesidad. Ante la familia, cuando toca fregar los platos y estas muy, muy ocupad@. O ante la empresa cuando estas muy enfermo para ir a trabajar. Ante esa oportunidad de algo mas, o un me es imposible.
Quizás el problema es el limite, cuando la mentira se usa para manipular,constantemente una realidad. A conciencia y con deliberación.
Es uso normalizado de la publicidad, donde todos entendemos que nos mienten y aceptamos como normalidad esa mentira…Véase la hamburguesa de alguna cadena de comida rápida…lloraríamos por verla en realidad.
Sobreentendemos, cuando los bancos nos regalan a cambio de nuestro propio dinero, que nos están quitando, aun cuando ante el regalo saltamos de alegría. Y como no, en la religión que nos pide FE.. ante lo invisible o plausible.
Claro esta que hay otras ciencias que también nos hacen creer en esa fe, al dibujarnos esquemas imposibles.
Para mi, y supongo que a otras personas estarán de acuerdo, la peor mentira es la familiar, la media verdad y la manipulación de las relaciones.
Que sin duda a estas alturas, ya también esta naturalizado el que muchos padres mienten, para tapar su querencias, emocionales, económicas, o sociales. Es normal hacerlo. Como es normal, dibujar tu propia historia con un mas bonito color, de acuerdo a lo que tu mismo ves, fuera.
Quizás después de todo y tras mi escrito y repasando la realidad, lo único que no he visto de verdad es la realidad inventada, la de mentira. Y mi “dolor” es por haber sido la engañada, o la que miente peor¿?
Presumo de mentir, poco, lo mínimo, no por valentía, sino por inconsciencia, o mala memoria.
Y acepto los dibujos de los otros, aun cuando ya te parecía que el color no era muy real.
A este nivel actual de hoy, se convierte en manipulación, dolor ajeno y sicopatia.
El problema en general es que un día, sin mas, se cae la red, se unen los puntos, y las mentirijillas, se convierten es porqués, o para qués. y los puntos dibujan un esquema repetitivo. Marcado con una flecha. hacia un mismo sitio, una y otra vez.
Eso produce dolor, decepción, engaño, traición, y tristeza.
Lo demás ya esta escrito, obras griegas.. dramas y películas.

Retos

Estamos configurados para ver, pensar y creer lo que con “normalidad” hay en nuestras vidas.

El reto de salir de la zona de confort, es el ver desde fuera aun cuando no vivas precisamente en confort, sino en ese mal estado natural y habitual.

Si tus vivencias o circulo familiar convive con continuas formas de manipulación, para ti serán de naturalidad , con presiones o al contrario, sintiéndote víctima de ello.

Las dos opciones seran ciclos normales con altibajos que quizas nunca pares a evaluar, manteniendo los ciclos una y otra vez.

Intentar comprender desde otra perspectiva como funciona esa convivencia o ordenes familiares es un proceso difícil, pero no imposible.

Las reglas de cada relación se han ido formando y repitiendo muchas veces, sin buscar o entender el porque o para que.

El comienzo de esa busqueda y mantener la mente abierta a no incluir tus propias ideas condicionadas en ese proceso, te puede llevar al comprender.

No existen culpables, pero si dinamicas aceptadas tras otros procesos , que han acabado siendo reglas no escritas.

Reglas que no protegen sino que limitan y cercan.

Por miedos, creencias o situaciones que no se supieron superar.

El reto comienza solo con darte la beneficio de dudar…

Aprender

Las circunstancias nos llevan a momentos complicados.

Mantener la paz, escuchar para entender es un don.

La mayoría lo hacemos para buscar una respuesta, la que te deje como ganador, más listo o que deje peor al otro.

Cada cual vemos las cosas desde el interior, de como somos. La verdad de cada uno es de cada uno.

Lo que la mayoría no reconocernos es nuestra falta de conocimiento de nuestro propio interior.

Vivimos hacia afuera, decidimos cada día lo que queremos ser o hacer, desde donde es lo que importa.

Sino sabes quien eres o que sientes y te dejas llevar por ese exterior, imagen que te empeñas en demostrar, difícilmente encontrarás respuestas .

Las vivencias nos llegan para aprender, aprender hoy en día parece ser un duro trabajo, cuando aprender nos hace ser quien somos, sacando de dentro lo que de otra forma estaría oculto.

Mi forma de ver las cosas, vida, me dice que hay que dejar espacio a los demás, dejar ser.

No hay otra forma de ver, verse para todos.

Ver y comprender, comprender los miedos, las creencias, los límites, que todos creamos/ demostramos.

Y dejar actuar, que cada cual camine.

Aprender https://conceptodefinicion.de/aprender/

Luces

Han pasado días, semanas de búsquedas e intentos.. Intentos de aprender y comprender.

Socialmente parecemos iguales, exceptuando a personas que rápidamente identificamos como problemáticas, bien por su situación social o por su estado mental.

Pero realmente somos muy distintos y casi sin querer gracias a nuestras habilidades sociales, o inteligencia emocional nos colocamos en grupos o etiquetamos a los demás.

Naturalmente para que la sociedad funcione, vender nuestras mejores versiones es lo habitual, solo para habituales nos mostramos como realmente somos. Y aún así también queremos engañar, porque a nadie le gusta mostrar su peor cara, en un intento imposible de ser siempre perfecto. Perfección que no es natural, ya que nuestras incongruencias son precisamente la que nos hacen ser.

Sociopatas, sicópatas, narcisista, ególatras, dependientes, no son sino una cara de lo que nos rodea, pintado de normalidad.

La mayoría de estos trastornos tienen su base en la formación de estas personas en su infancia, existen informes,teorías y estudios.

A mí me hace reír una frase muy sintomática de esta sociedad, dice”en todos los grupos hay un gilipollas, si en tu grupo no lo encuentras, mira a ver si eres tú”

Durante bastante tiempo he creído ser la gilipollas, hasta que he empezado a preguntarme el significado de la palabra y comportamiento de los demás.

Decir las cosas como sientes, suele desarmar a los demás. Decir lo que no quieres de forma clara, ofende a los demás. No dejarte utilizar, molesta a los demás.

Esto se puede aplicar a grupos de amigos, a familia y demás.

Así que acabas siendo la loca, o gilipollas del grupo. La realidad es que los otros son realmente los imbéciles, que tras un tiempo sin más remedio has ido mostrando su caretas que evidentemente no quieren aceptar.

La redes sociales ayudan aún más, ya que incluso a personas que no tratas habitualmente, se empeñan en mostrar una y otra vez su mejor cara que desde un móvil como si lo normal fuera esa felicidad continua sin más problema que el viaje del soñado con fotos, el modelito perfecto o la moto.

La realidades acaban mostrándose. Y precisamente esos tan afectados de la”intromisión”de esta imagen, son los que etiquetan a los otros de tóxicos, gilipollas o imbéciles.

Mi preocupación es como librarme de ellos, o al menos librarme de su manipular.

Aunque también comprendo, que como la luz, solo la oscuridad nos la puede enseñar.