Por donde empiezo?

Hay un principio y un final o todo es un giro sin cesar?

Me viene a la cabeza pensamientos con imágenes de viejas películas. Películas donde para ir entendiendo lo que sucedía aparecían en otro tono imagenes que eran un recuerdo.

Así parece ser mi vida.

Así la vivo.

Un nuevo » aparecer» llega con el «golpe»… Recuerdos de momentos, palabras o gestos que fueron. Quizás solo yo los guardo, en esta memoria, que como vieja computadora estropeada se empeñan en abrir «búsquedas» inútiles o dañiñas.

Tras la cita con la sicóloga y sacar a la luz «lo oculto» he pasado días sin saber cómo pensar, sintiéndome a la vez culpable y pérdida.

Y liberada.

Por un momento, durante la terapia, intercambié los sentimientos de ella, por un momento era yo. Y su dolor y el mio eran el mismo.

Por un momento..

Hasta que la computadora me devolvió a la realidad y me dijo ¡ahora!, ahora la culpable eres tú.

Y si han sido mis días, entre culpabilidad, dolor, y responsabilidad.

Buscando respuestas, queriéndome escapar y siendo la más culpable del mundo, la peor.

Pero hasta la lágrimas se acaban, hasta el cerebro se calla y el silencio llega con paz.

La paz me ha traído un poco de esperanza.

No la suficiente para ver luz y claridad.

Pero si para creer que puedo con este miedo. Aceptar que me he perdido mucho. Dentro de mi. De mi dolor. Tanto, que no he sabido vivir el exterior, verlo, y tomar decisiones.

Y esa es mi culpabilidad.

Aún es peor la sensación de estar tan perdida de no saber cómo arreglarlo, si es que se puede.

Y si seré capaz de dejar atrás «el dolor» y vivir el presente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s