Morir/nacer

De un tiempo a esta parte, la muerte pasea ante mi mostrándome sus diferentes caras. La enfermedad, la angustia, el miedo, la negación y la aceptación y el deseo de abrazarla en tranquilidad. 

   No me pregunto sino que más debo ver que no conozca ya, aunque esta claro que desde el papel de observadora.

  Desde muy pequeña ya tenía en mi,mi creencia particular sobre ella, y ha sido con los años cuando he sido capaz de entenderlo y aceptar que unas creencias así venían conmigo.

  Siempre me entristeció el dolor de los familiares, perdidos en sus laberintos y miedos. Y me dolió,  la falsedad que representa toda la parafernalia de morir.

  Como se dice, ni morir en paz es a veces posible, y  si ya hablamos de dejar morir nos perdemos. Sólo entender que hoy por hoy es un delito intentar quitarse la vida, o ayudar a otro/a a morir ya es bastante complicado.

En estos días de vacaciones, como casualidad acompañe a una amiga en el tanatorio. Había muerto su familiar, y por causalidad, pasábamos por allí, y la acompañamos.

 Nos relató entre lágrimas la lucha final por morir, y  las palabras del moribundo entre las que estaba  el deseo  de estar ya en paz y descansar, una idea que le parecía feliz. Palabras que desde los familiares eran interpretadas con dolor y  miedos. 

   Y sin embargo tan cargadas de humanidad y serenidad que me sorprendieron. Pensé en mi propia muerte, y en como querría aceptarla y entenderla así. 

   Supongo que desde mi sillón y mis años quizás parezca que mis ideas/ palabras son sin fondo. Pero no tengo deseo mayor que el de que mis familiares vivan mi muerte de una forma natural, nacemos y morimos. Y acepten que esté equivocada o no , mis creencias me dicen que no hay dolor, ni tristeza, y que el cuerpo es solo un envase.

  Quiero creer que  quizás llegue un día donde la humanidad también incluya el morir.

  De momento, continuo mi papel de observadora, aprendiz. 

Anuncios

One thought on “Morir/nacer

  1. Comprendo tu reflexión. Yo tampoco quiero que nadie llore ni sufra ni nada de esa parafernalia, porque la muerte es el paso siguiente. De joven quería morirme pronto, no llegar a ser mayor. Ahora me da lo mismo estoy aquí, pero podía no estar. No pasa nada. Mientras estoy vivo al día lo que puedo y lo que quiero, cada vez con menos equipaje y haciendo menos, ninguna prácticamente, cosas que no quiero hacer, y eso me mantiene satisfecha. Además no me gusta lo que me rodea y las cosas se van a poner mucho peor. Y no sé si quiero verlas. Quiero estar aquí lo que esté, dándome cuenta de lo poco que me gusta todo y buscando la manera de no mentirme ni mentir. Es lo único que me importa.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s