Despertando

Miraba fijamente sus ojos buscando respuestas en el fondo de ellos, algo asi como un milagro de inspiración divina que trajese la respuesta a sus miles de preguntas.
No entendía nada de cuanto le sucedía, ni a su familia, ni a los que le rodeaban. Últimamente sus ojos irritados por sus continuos llantos no hacían sino buscar en el vacío sin respuestas.
Se sentía fuera de todo lo que le rodeaba, su historia, su familia.
A sus quince años, poco mas podía hacer, intentar ser oída, intentar ser , aunque todo eso implicaba continuar la guerra. Imaginaba si un día recordaría todo con otra perspectiva, como un mal sueño. Sonaba muy peliculero.

Cuarenta años mantienen la misma mirada, el mismo buscar y las mismas mil dudas. Despierta cada mañana buscando su imagen en el espejo. El tiempo ha sido amable con ella y le ha regalado una miopia que le impide ver sino una borrosa figura a la que intenta reconocer. Estira su cuerpo para almenos reconocer esas cotidianas molestias, y aunque sigue preguntándose por cual es su sino, se siente feliz por estar un día mas, por tener lo que tiene y enfrentar sus luchas, por sus miedos, y porque sabe que será capaz de vencerlos todos. Desde la mirada de esos ojos rojos y las miles de lagrimas derramadas, desde la profundidad de la que escapa cada día y desde el amor que intenta vislumbrar como su imagen borrosa en el espejo de cada despertar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s