En busca de..

Pensábamos que no éramos felices, porque teníamos una vida dura, muchas cosas eran imposibles e impensables, y a nuestra corta edad a veces no entendíamos esos términos, y cuando los entendíamos era aun más triste. Pensábamos que no éramos felices porque temíamos a cada tarde, a la llegada y a los fines de semana en los que solíamos ser demasiados ruidosos.
Pensábamos que no éramos felices porque no teníamos todos aquellos juguetes que otros poseían, porque ni siquiera nos atrevíamos a pedirlos.
Pensábamos que no éramos felices porque muchas veces teníamos que camuflar la realidad a base de risas forzadas, de cuentos para distraerse en otras cosas y recrear la mente, con juegos imaginarios, que eran baratos. De imitaciones de esos adultos que nos trataban mal, de simular situaciones y volverlas jocosas para reírnos de nuestra ventura. Por todo eso y mucho más, pensábamos que no éramos felices.
Hoy recordamos esas risas con un amago de tristeza, la valentía que derrochábamos con un deje de pena, y el amor que reuníamos con tristeza y añoranza.
Pensamos que la felicidad llegará mañana, cuando consigas “aquello” que hoy está tan lejos, y el tiempo pasa, y “aquello” se convierte en otra cosa, y esa en otra.
Mientras seguimos persiguiendo esa quimera, esas pequeñas gotas de felicidad escapan, casi sin ser vistas, a veces sin intención de disfrutarlas, porque piensas en “aquello”, lo que realmente te hará feliz.
Un día, haces repaso, y sonríes aun en los recuerdos de las tristezas, y revives esos momentos, en los que pensabas que no eras feliz.

Anuncios

3 thoughts on “En busca de..

  1. ¡¡¡ Coñe¡¡¡ ¿me estas contando que mi infancia fue más feliz de lo que yo recuerdo?
    jajajajaja Fernan, que maravillosa es la mente y dentro de ella el capitulo memoria. Creeme, existen infancias que son borrones en el libro de nuestra vida… claro que…. luego está aquello del karma y las cuentas que vinimos a pagar y…
    Marchaaaaaaaaaaaaando una de calamares, una de bígaros y dos cañas ¡¡¡
    Besitos para esta magnifica reflexión nostálgica

    Me gusta

  2. No se debería pensar en la felicidad en un futuro, no sabemos si tendremos futuro, todo se te puede venir abajo en un solo instante. El día a día es lo importante, fácil decirlo, difícil de aplicar pues a menudo lo olvidamos.
    Carpe diem 🙂

    Me gusta

  3. Precioso, el post.
    Dicen que nos olvidamos de disfrutar de las microfelicidades , en nuestra búsqueda de la Felicidad ( con mayúscula).
    ¡Ojalá fuera fácil!.
    Un amigo me dijo una vez: disfruta del momento, La Felicidad es como una manta pequeña. Cuando por fin te has conseguido tapar la parte superior, entonces, se te destapan los pies…
    Nice weekend!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s