pataletas

Estoy cansada de las buenas intenciones, ya me empalagó tanto niño Jesús y angelitos dando nuevas buenas.
Que los turrones hundieron mi economía, y las buenas han sido que por primera vez en el año y gracia a las extras no acabo con números rojos, justo ahora que es el mes que mas pega ese color.
En fin, que ya cené con la familia, volví al trabajo después de dormir solo tres horas, y las caras que vi, las miradas, me recordaban a la mía. A la búsqueda de todo eso que nos empeñamos en colocar en la ventanas, palabrejas y deseos.
La verdad deberíamos colocar en neones. Personas que duermen en la calle, residencias llenas de “mayores” a los que su familia no visitará, intentos de llenar cestas a costa de sopas todo el mes, sonrisas falsas y mucho esfuerzo para parecer lo felices que no somos.
Por los niños, es de lo mas oído, y yo pienso, no será peor engañarlos mas, desde tan jóvenes…
Yo acabo cabreada, de baja (medica), y con ganar de acabar con el “amor conyugal” que al menos a mi siempre me falla cuando mas lo necesitas, porque a unas nos colocan en un planeta y ellos en otro, y todo desde el buen rollo, desde el querer explicarnos porque no nos entendemos, porque ellos miran el plano y nosotros el paisaje, para después perderse ellos.
Explicaciones que incluyen las necesidades especiales de ellas y lo básico de ellos.

¡¡ Yo me quiero cambiar de planeta¡¡¡
Hartarme antes de llorar de rabia de desengaño, de desprecio y después convertirme en Rambo y disparar hasta no sentir las piernas ¡¡hay, no, que eso ya no lo siento¡¡

Anuncios

2 thoughts on “pataletas

  1. Dios mío, menos mal que te leo en la distancia porque si estuviera cerca me vería esquivando la vajilla en plan Matrix… Bueno es lo que tienen estas fechas, todos proclaman paz y amor y al día siguiente volvemos a las puñaladas traperas. Por los niños como dices, en efecto, son eso, niños. Cuando sean mayores ya decidirán si participar en este circo o montarse el suyo personal. Por cierto, antes de cambiar de planeta practica el mear de pie a ver qué tal…JAJAJAJAJ!!! Me ha gustado este post. Muy visceral, sincero… Ah, a pesar de que no te conozco, te pegaría más Kill Bill, Rambo tenía demasiado “clembuterol” 😉
    Un saludo cordial, o no…

    Me gusta

  2. Hola Fernan:
    La verdad, dado el pesimismo y el hastío que con tanta claridad expones en tu entrada, casi que no me atrevo a desearte toda clase de venturas en este año que se aproxima. Lo hago, aún a costa de exponerme a tu ira y no sé si, imitando a Rambo, al fuego de una metralleta. Es cierto que hay mucha falsedad, pero no es menos cierto que aún hay muchas personas que viven la Navidad como unos días especiales, íntimamente hermosos.
    Un abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s