agosto

Comienzo mis vacaciones, por llamarlas de alguna forma. Si algo bueno tiene esto de separase, es que durante cierto tiempo te quedas sin  hijos, cosa que estando casada solo puedes hacer si recures a familia o amigos, y claro esta, no puedes recurrir a nadie por tan largo tiempo.

Así que comienzo mi verano sin hijo casi mediano, como ahora se hace llamar desde que llego la peque. Y desde el primer día ya lo echo de menos, pero reconozco que esta bien esto de descansar.

Mientras, mi ciudad ha cambiado como nunca imagine, lo que en principio me pareció algo genial, la llegada de turistas, gente de todos lugares y con toda clase de acentos con los que cruzarte cada día, hoy, se convirtió en un infierno. Imposible aparcar, ni intentar acercarte a la playa, por no hablar de los parquímetros que han aparecido por gracia del espíritu santo y el ayuntamiento, y cuyos precios son exorbitantes. (ya decía yo que esto de que no estuviesen, era raro) . Se ve que aquí aparecen y desparecen con la temporada de verano. O el ayuntamiento de esta ciudad esta  muy sensibilizado o en la temporada de verano ya se le saca lo suficiente al aparcamiento como para no necesitar más el resto del año. Así que las tareas cotidianas , como ir al banco, a la frutería o pasear para ver las rebajas, son como una increíble oportunidad, porque solo lo logras, si por casualidad alguien deja su aparcamiento en ese momento, y ¡Dios¡, disfrutar de unas calles llenas de gente y tiendas abarrotadas es genial.

En fin, Estela  y yo salimos a la playa las tarde que podemos, eso si con el sol a punto de ponerse, y disfrutamos de esa  increíble luz y de  la huida de los veraneantes que ya llevan ese bonito color con el que acaban cada tarde. Aunque cada vez son mas los que se quedan, se ve que me han descubierto el secreto de disfrutar del mar en esas horas, cuando ya los niños no gritan, y dejan olvidadas las efímeras construcciones de arena.

La peque, ya probo el agua  de este gran océano  que nos baña, a  la par que nos alimenta y nos da el sustento. Ella suele ser la atracción de la gente que aun queda en la playa, con lo que pasar desapercibida no es fácil. Todo el mundo se sorprende de que un bebe tan pequeño vaya a la playa, pero Estela ya extraña la tarde que no vamos, al igual que yo necesito ese ratito de paseo  con el sonido de las olas.

Así que escapamos, a ver si la suerte nos acompaña de nuevo hoy, y encontramos el sitio de algún veraneante que escapa con sus bártulos  y a disfrutar. 

7 opiniones en “agosto”

  1. Mi querida Fernan:
    Vi el asterisco que avisa de una nueva entrada… ¡¡ crei que encontraria una nueva foto de mi pequeña Estela y al llegar veo que es una jugarreta de Windows…. buaaaaaaaaaaaaaaaa ¡ sigue la que deje a mi partida ¡ …. buaaaaaaaaaaaaaa
    ¿ EStais bien ?  Un beso de tu hada madrina .
    Gloria 

    Me gusta

  2. Nos vemos a la vuelta de vacaciones.
    Un besazo muy grande para las dos, especialmente para Estela, que ahora está en una etapa en la que todos los afectos le son beneficiosos.
     
    ¡ Salud ! 

    Me gusta

  3. Tú di que sí. Sácala a la playa, que cuando crezca prefiera un paseo al aire libre que una consola en la tele de 40 pulgadas.
    Que sea una niña sana y libre.
    Besos a las dos.
     

    Me gusta

  4. A mi también me encantan esas horas de playa.
    Hace ya años que aborrecí el sol de las 3 de la tarde, me quedo con el sol más tranquilo, menos agresivo y más dialogante que da comienzo sobre las 6 y media de la tarde.
    Luego, me encanta anochecer en la playa. Aún tengo en mi memoria una noche inolvidable que pasé junto a mis hermanos hasta casi las 12 de la noche.
    Y si no llega a ser por el hambre, casi que todavía andamos por allí.  OJalá pudiera ser.
    Un besazo a Estela y a la mami, pero sobretodo a la nena que inevitablemente te ha robado protagonismo. Es que su inocencia me atrapan de lleno.
     
    BUen verano.
     
    ¡ Salud ! 

    Me gusta

  5. no saves la pena que me da no poder   pasear contigo y con estela y disfrutar de esos momentos de tranquilidad os  echo de menos
      a las dos   espero  que  lo disfruteis  un besazo y de vez en cuendo saca al marinero a pasear aunque sea obligado.  

    Me gusta

  6. Ay , Fernan …. ¿ verdad que sabes lo que siento ?  Pues eso . pa que decirte más ¡¡¡
    Es preciosa , no te enfades , pero se parece a Nemo y yo me siento como el pez azul¡¡¡ Ale ,  esta visto ,  no hago otra cosa más que hacer amigos ¡¡¡¡ 
    ¡¡¡  OS QUIERO PRINCESAS ¡¡
     gloria
    Besitos de santo a Santi , me acorde tarde ¡¡ ( tampoco felicite a mi hermana ¡¡

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: