despertar

Pronto se cumple mi primera semana, en mi nueva casa, con mi nueva familia, y mi nuevo yo. El resultado de pasado y el presente de cada día.

Abrir los ojos cada mañana me resulta como despertar de un sueño esperando que se vuelva a realizar otro día más.

El miedo inicial se va evaporando, y si bien las cosas no son fáciles para nadie, muchas cosas pierden su importancia cuando la perspectiva es de otro color. Y ese es mi caso ahora..

La frase tan repetida de contigo pan y cebolla hoy me suena bien.. y no me gusta la cebolla..

Sigo aprendiendo sin parar, del color de la luna y las nubes, de los horarios de las mareas, y de tipos de redes.. Mi marinero quiere que sepa tanto como el, y me explica con paciencia y brillo en los ojos cada uno de esos misterios para mi.

Yo sonrío mientras intento retener sus palabras, pero no se evitar que mi mente me diga que eso no es posible, que mi mar eran los olivos verdes, y no sus ojos azules y profundos…

Anuncios

8 thoughts on “despertar

  1. Me gusta lo que dices, me gusta como hablas, en unas pocas palabras transmites mucho. Voy a seguir buceando por tu espacio.
    un saludo de una que, cuando se aburre, lee los blogs de los demás. 😛

    Me gusta

  2. Me gusta lo que dices, me gusta como hablas, en unas pocas palabras transmites mucho. Voy a seguir buceando por tu espacio.
    un saludo de una que, cuando se aburre, lee los blogs de los demás. 😛

    Me gusta

  3. Las dificultades se van superando….todo es nuevo para tí, lo sé…… pero deberás renunciar a ciertas cosas para ganar otras.
     
    Nunca olvidarás tus olivos verdes………. pero aprenderás a conocer el mar y sus secretos.
     
    Besos.

    Me gusta

  4. Dios mio que alegria mas grande ¡¡¡ Que despertares bonitos , cuanto marinero de ojos claros y dueño de mares habias soñado ?  Por  favor  si los cuentos se quedan chicos  ante este universo ¡¡¡
    Jo … ¡¡ lo buena que soy como hada ¡¡¡  Me voy a bañar en mi polvo de estrellas , por lo menos hasta mañana ¡¡¡¡¡
    Mis besos para los tres … y un cachito¡¡

    Me gusta

  5. Entre lo que era tu mar y el suyo hay un abismo que os une: el deseo de regalaros los mares. Los olivos tu, los ojos azules é.
    Aquí es donde la cebolla hasta parece exquisita aunque no haya ni sal ni aceite puro de oliva con que regarla.
     
    ¡ Salud !

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s